Dignidad humana

29.4.07

Web con libros interesantes formato palm

27.4.07

Aborto: Nuestro drama moral (Vídeo)

El rey del aborto confiesa (Vídeo muy interesante)

Esa Bioética es una coartada

La ley española de Investigación en Biomedicina se encuentra en estos momentos recorriendo sus trámites legislativos. Ha sido aprobada en el Congreso y ha de pasar al Senado -donde es presumible que se introduzcan diferentes enmiendas- y volver al Congreso, para su aprobación definitiva. Nada indica que vaya a sufrir cambios sustanciales. Parece que el objetivo expreso es favorecer la investigación bio-médica en España.

Es curioso que en la ley que no respeta la vida de los más indefensos se habla repetidamente de ética, insistiendo en asegurar los derechos fundamentales de las personas o creando comités de bioética, ante esta incongruencia nos preguntamos: ¿Cuál es la ética que inspira el texto legislativo? Los expertos contestan que no es novedoso que la ética se utilice como máscara que encubre otra cosa, como para darles carta de respetabilidad. En este sentido, la bioética que inspira el proyecto de ley, o si se prefiere, lo que quiere el proyecto de ley de la bioética es una coartada. Por supuesto es una coartada burocratizada, creada a través de instituciones de designación gubernamental, lo que hace prever, tal como están las cosas, que sea igualmente una bioética sesgada.

Otro aspecto sorprendente es que la ley utiliza el término "preembrión", concepto recientemente rechazado por un nutrido grupo de investigadores y expertos españoles, cabe preguntarse: ¿Es un término científicamente riguroso? Todo da en pensar que ni la ley piensa que existan preembriones en un sentido real. Se limita a llamar preembriones a los embriones in vitro para privarles de una protección jurídica efectiva, sencilla y llanamente una coartada. Para ello recurre a la superstición del día catorce creando una etapa en la que la vida humana no es tratada como tal. Por tanto, podemos afirmar que se trata de una ley inspirada en los ideales de la mayoría legislativa y en los intereses de ciertos grupos, y no en criterios científicos.


Xus D Madrid

20.4.07

Blog Red-Madre

El día que me fusilen

POR JUAN MANUEL DE PRADA
ABC 16-4-2007

INVITADO por el Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid, pronuncié el sábado una conferencia sobre educación. Las tres o cuatro lectoras que todavía me soportan ya conocen sobradamente mi preocupación por este asunto, que juzgo primordial. Me había precedido en el uso de la palabra la viceconsejera de Educación, doña Carmen González, que en un determinado momento de su discurso se había referido de pasada a los «valores tradicionales» como algo sometido a revisión. Fuera por esta mención, o bien porque me presentaba Fernando Jiménez Guijarro, un querido profesor de Latín, decidí vertebrar mi conferencia sobre la defensa del concepto de «tradición», que como todos sabemos significa «entrega» o «transmisión». No existen otros valores, en el estricto sentido de la palabra, sino los tradicionales, los que entregamos a quienes vienen detrás de nosotros como llave para interpretar la realidad, para responder a los retos que la realidad nos plantea. La educación, a fin de cuentas, es la expresión máxima de la tradición: el maestro entrega a su discípulo un criterio para enjuiciar la realidad, una estructura de valores y significados que lo protege de la intemperie. Sólo cuando al discípulo se le ha hecho esa entrega es posible acicatear su libertad de juicio, para que luego él pueda someter los valores que le han sido entregados a inquisición y controversia, incluso a negación; cuando, por el contrario, no se le entrega ningún criterio ni valor, o los que se le entregan son contradictorios, se le condena al caos y a la desorientación. Acto seguido, hilvané un alegato a favor de las Humanidades, que son las disciplinas que, al vincularnos con el pasado, nos enseñan a descifrar el presente. Cuando un joven no conoce su propia historia, cuando ignora la genealogía de su propio idioma, cuando le han sido escamoteadas las disciplinas que le muestran la filiación de las arduas conquistas sociales, morales o jurídicas que adornan su cultura, se le está usurpando el derecho a saber quién es; y cuando uno no sabe quién es ya se ha convertido en víctima potencial de cualquier adoctrinamiento político travestido de «educación para la ciudadanía». Completada mi vindicación de la traditio, no me recaté de hacer un alegato a favor de la auctoritas (del supino del verbo augere, que significa «hacer crecer»): no existe educación posible sin reconocimiento de la autoridad del maestro; y ese reconocimiento actúa como un acicate para el discípulo, que sólo cuando siente que alguien le hace crecer halla en el proceso educativo una vocación de exigencia y esfuerzo.Por supuesto, sabía que mi conferencia era sumamente provocadora. Hablar de tradición y autoridad constituye una herejía inadmisible para quienes han convertido la educación en una charca de ranas que ha desgraciado ya a varias generaciones; para quienes, embriagados por un apetito de destrucción, aspiran a arrasar el cuerpo social desde sus cimientos, fabricando remesas de jóvenes aturdidos por el relativismo y la banalidad, carnaza para el adoctrinamiento. Estos concienzudos destructores sociales, amparados en delicuescentes teorías pedagógicas, han logrado, como aquellos sastres de la fábula, convencernos de que el rey está vestido; cuando aparece alguien que se atreve a burlarse de la desnudez del rey se revuelven como basiliscos, pues saben que el día en que por fin aceptemos que nos hemos equivocado se les habrá acabado el chollete. Pero el chollete no se les acaba de momento (quizá cuando por fin se les acabe ya habrán completado su designio destructivo), y cualquier voz que se atreva a exponer desnudamente la magnitud del destrozo los enardece hasta el espumarajo. A esto ya estamos acostumbrados; y confesaremos que nada nos complace más que contemplar cómo algunos se transforman en la niña del exorcista, mientras nos oyen hablar. Pero el otro día, al acabar mi intervención, alguno me asaltó e increpó, con esa seguridad que otorga saberse el amo de la finca; con escasas razones y una infinita munición de odio. Supe que, si hubiesen podido fusilarme, lo habrían hecho; sé que lo harán en cuanto puedan. Sólo ruego que, llegado ese trance, un segundo antes de recibir la descarga del plomo, tenga el valor de dispensarles la misma sonrisa irónica que el otro día engalanaba mis labios.

Médicos belgas aplican la eutanasia a bebés con minusvalías

Redacción, Análisis Digital - 15/04/2007

¿Eutanasia para recién nacidos? En Bélgica la práctica de la eutanasia para bebés con “anomalías” puede dejar de llamarse asesinato. Un estudio revela que ya se está aplicando de manera clandestina a la mitad de los bebés que nacen en este país con enfermedades incurables
La vida deja de importar cuando los intereses económicos priman sobre los humanos. Un estudio realizado por Veerle Provoost vinculado a la Universidad belga de Gante, revela que a la mitad de los niños nacidos con enfermedades en Bélgica se les niega el derecho a vivir.Después de haber investigado a 298 clínicas y de interrogar a numerosos médicos sobre las causas de las muertes de los bebés, se ha podido saber que más de 150 niños han fallecido tras suspenderles el tratamiento inicialmente prescrito, o lo que es lo mismo, mediante la práctica de una eutanasia clandestina que implica el suministro de ciertas sustancias letales.En el informe se afirma que, en muchos casos, se ha aplicado la eutanasia con el consentimiento de los padres. La ley belga que se aprobó en el año 2002 prevé que la eutanasia puede ser aplicada a personas mayores cuando lo solicitien de una manera “voluntaria, ponderada y reiterada”. Sin embargo, en ningún caso la legislación vigente contempla la posibilidad de que se le aplique a recién nacidos ni a niños.

18.4.07

Viernes 20 de abril a las 20,00: Concentración por el cierre de Clínica abortista Isadora

14.4.07

Filosofía y defensa de la vida

El cuidado y respeto a la vida humana puede ser estudiado desde muchas vertientes y disciplinas. La reflexión tiene como propio un estudio racional integrador respecto al conjunto de las ciencias. Por este motivo puede ser de interés elaborar un análisis filosófico acerca de una realidad tan importante como es, en definitiva, el respeto a nosotros mismos. La biología, la medicina o la sociología tienen sus propios métodos. La filosofía tiene el suyo: esforzarse por emplear el sentido común abriendo los ojos a la realidad, tal y como es, sin miedo a liberarse de prejuicios.

La naturaleza humana tiene unas características evidentes. No se trata ahora de pormenorizarlas, cosa que sería propia de un estudio antropológico más amplio. Toda naturaleza tiene un modo de ser en parte permanente. El ser humano tiene una naturaleza biográfica. Se trata de un ser con libertad y responsabilidad limitadas, pero inalienables. Esta libertad y esta responsabilidad actúan en un organismo vivo, sujeto a leyes y condiciones particulares. La libertad propia se manifiesta desde un cuerpo con el que se une. La libertad humana opera en una materia con unas características morfológicas determinadas por la genética. Sin embargo la libertad no pesa un gramo y, si bien necesita de una base de operaciones fisiológicas, no es fisiológica en sí misma. La libertad tiene una cierta dependencia y una cierta independencia respecto al cuerpo; como una hoja respecto a su árbol. Pero si la libertad quiere ser hoja de nadie, como las caídas en otoño, se acaba agostando.

La naturaleza humana es la propia de un ser con libertad moral. La duda que puede plantearse es si el individuo humano lo es cuando no está capacitado para ejercer su libertad. Aristóteles aclara una idea capital: Una naturaleza se posee no cuando se ejercen los actos propios de ella; sino cuando se tienen las capacidades para hacerlos. Estas capacidades pueden no estar operativas, transitoria o definitivamente, como ocurre en múltiples casos: una persona que duerme, que tiene alguna discapacidad, que enferma, un anciano o un nonato. Negar la naturaleza humana por una disminución de actividades supone adoptar una actitud eugenésica.

Otra de las primeras cuestiones que pueden abordarse es la entidad de la naturaleza y su relación con la cultura. La cultura supone una transformación creativa de las naturalezas que nos rodean, así como de la nuestra propia. La historia forma, por tanto, un factor clave en las relaciones entre cultura y naturaleza. El paso del tiempo no es por sí solo un factor determinante en la mejora de la cultura. Las tremendas guerras del siglo XX lo han puesto de manifiesto. La cultura tiene por misión mejorar la naturaleza y para esto requiere de una condición previa: respetarla. La suplantación de la naturaleza por la cultura es una negación de la cultura misma.

A la hora de comprender la entidad de la naturaleza humana se pueden contemplar múltiples cuestiones. Existen dos enfoques opuestos: el del interés y el del respeto. El ser humano, todo ser humano, merece ser tratado desde el respeto y no desde el utilitarismo. En la medida en que el respeto al ser humano, en cualquiera de sus fases y circunstancias, prima sobre la utilidad y la manipulacióninteresada estamos construyendo una cultura más humana y solidaria. De lo contrario la sociedad se va transformado en una selva donde los fuertes oprimen e incluso anulan a los más débiles. Por ejemplo, la esclavitud ha sido –y todavía es- una llaga dolorosa en nuestro mundo.

En todas las polémicas bioéticas que surgen hoy existe una clara disyuntiva: El predominio de la propia autonomía sobre la naturaleza o el respeto a la naturaleza al que debe subordinarse la autonomía o libertad propia. Lo que honradamente cabe observar es que la autonomía o libertad propia surge de la naturaleza humana; no ocurre al revés. Nadie ha elegido tener dos brazos y un solo corazón.

Planteadas así las cosas parece que sería lógico que el respeto primara sobre el interés en las relaciones humanas. Muchas veces ocurre así; pero también con frecuencia constatamos ataques severos a la condición humana como es la práctica habitual, extendida y permitida por muchos gobiernos, del aborto voluntario. Ésta y otras muchas lacras sociales nos hacen preguntarnos por los cimientos del respeto a la vida humana. El respeto sin más fundamentación se muestra transgredido e ineficaz.

La filosofía no parece una disciplina muy práctica para solucionar problemas tan vitales, donde se ponen en juego cuestiones tan importantes como la salud o la economía. Pero, querámoslo o no, los hombres nos movemos por ideas y el estudio honesto sobre las ideas acerca de nuestra propia naturaleza es indispensable para construir un mundo más civilizado.

Cabe pensar que la filosofía no es una ciencia exacta y que pueden deducirse tantas conclusiones como filosofías. Las filosofías, como las setas, no son todas igualmente saludables. Por sus resultados se pueden conocer. Aquí consideramos correcta la filosofía que, en el respeto a la realidad, nos hace ser mejores personas al mover a ponernos en el lugar de los más indefensos.

Iniciativa Legislativa Popular para ayudar a las mujeres embarazadas

Estimados amigos de Madrid, como ya sabéis el Foro ha puesto en marcha el programa REDMADRE (http://www.redmadre.es/ Tel. 902 188 988), una red solidaria de apoyo a la mujer embarazada, para que pueda encontrar alternativas de forma que la falta de recursos, de trabajo, o la situación de desamparo social y familiar no le impidan sacar a su hijo adelante.
Para consolidar este programa, el Foro Español de la Familia está promoviendo Iniciativas Legislativas Populares (ILP) en todas las Comunidades Autónomas, con el lema "Tu firma es su vida". Su objetivo es conseguir que las Administraciones públicas ofrezcan soluciones reales a los problemas que un embarazo pueda acarrear, especialmente a las adolescentes e inmigrantes.
Cuando la ILP es admitida a trámite, empieza un período en el que hay que recoger un número variable de firmas, dependiendo de la población de cada Comunidad Autónoma. Los interesados en firmar tienen que hacerlo en la Comunidad donde están censados.
Lo que propone la ILP RedMadre:
Que toda mujer sea asesorada sobre cómo superar cualquier conflicto que se le presente en el embarazo.
Promover y apoyar centros de asistencia desde cada Comunidad Autónoma.
Fomentar la prioridad de las embarazadas en el acceso a prestaciones y ayudas.
Especial atención a la embarazada adolescente: educación para la maternidad, apoyo psicológico, asistencia singular a centro escolar, etc.
Lograr la concesión, por parte de los Gobiernos autonómicos, de subvenciones y convenios a los centros que asesoren y ayuden a la mujer embarazada.
Garantizar el deber de los centros de información de guardar la debida confidencialidad.
Asegurar que los centros asistenciales y sanitarios de la Comunidad Autónoma informen de la existencia de una red de apoyo a la mujer embarazada.
Conseguir que el Gobierno de la Comunidad Autónoma elabore un Plan Integral de apoyo a la embarazada en el plazo de seis meses.
Promover que el Gobierno autonómico difunda un teléfono gratuito y una página web que permita a cualquier embarazada conectar con la red de apoyo.
Implicar a los Ayuntamientos en la difusión de la red de apoyo.
En la COMUNIDAD DE MADRID necesitamos recoger 50.000 firmas en 3 meses.
Os escribimos desde el Foro Español de la Familia para que le deis la máxima difusión que podáis a esta iniciativa, y para que nos ayudéis en la recogida de firmas y juntos podamos conseguir no dejar desamparadas a las mujeres embarazadas que nos necesiten.
La sede donde se puede firmar y donde puedes enviar la declaración jurada para hacerte fedatario es:
Foro Español de la Familia
C/San Nazario 12, Esc. izda 2ºD
28002 Madrid.

Para más información:
Foro Español de la Familia Telfn: 914132957

Alicia Latorre: nueva Presidenta Pro-Vida-España

Alfa y Omega. Entrevista con doña Alicia Latorre, nueva Presidenta de Provida
La Federación Española de Asociaciones Provida ha renovado su Consejo Federal. Doña Alicia Latorre, de la Asociación Adevida, de Cuenca, es la nueva Presidenta. Hablamos con ella:

Trabajar muy unidos, manteniendo íntegro el mensaje Provida, animar el funcionamiento de las asociaciones, con una buena comunicación entre todos y una formación adecuada de los voluntarios, son las prioridades que se marca en este nuevo período doña Alicia Latorre, Presidenta desde finales de enero de la Federación Española de Asociaciones Provida, en sustitución de la doctora Dolores Voltas, una de las fundadoras del movimiento provida en España. Las asociaciones de la Federación, nacida en 1981, y que desde 1999 es ONG Consultiva Especial del Consejo Económico y Social de la ONU, están en 24 ciudades de España, con 22 centros de apoyo a la mujer embarazada en dificultades. Han ayudado a más de 50.000 mujeres, y a nacer a unos 30.000 niños.

¿Qué aportará el relevo generacional del Consejo Federal? Valoro profundamente a tantas personas que, con su tiempo, su trabajo y su dinero, con pocos medios y muchas dificultades, han hecho posible más de 20 años de trabajo. La sangre nueva aporta fuerzas para coger el testigo, quiere aprender de ellos y continuar su trabajo, aprovechando las nuevas formas de comunicación y contactando con todos los interlocutores posibles

¿Qué retos existen hoy para transmitir un mensaje provida? En primer lugar, el reto de transmitirlo íntegro, con toda su grandeza y congruencia. Y para eso, hay que conocerlo y tratar de vivirlo. No es sólo el problema del aborto, sino todo lo relacionado con la cultura de la vida. Otro reto es hacer llegar este mensaje al mayor número de personas y llegar a los medios de comunicación; romper el gran muro de silencio. Hay que despertar las conciencias, empezando cada cual por la suya. Es muy importante tratar de conseguir que haya leyes justas en todo lo relacionado con la vida humana, y unas estructuras de ayuda real y positiva, tanto a nivel nacional como internacional. El mensaje provida es bueno para todos. Mejora a las personas y, por tanto, al mundo.

¿Por qué existe ese muro de silencio? En España hay un millón de mujeres tocadas por algo tan grave y doloroso como el aborto, y otras tantas personas, cercanas a ellas, que también han tenido algo que ver. Hay un gran sector de la población que no quiere hablar del tema. Por otro lado, están los intereses económicos. El aborto es la punta del iceberg de otros muchos problemas. Hablar del tema removería todas las entrañas de la sociedad; nos haría replantearnos cuestiones a nivel personal e institucional, y eso no es cómodo. Sin embargo, cuando no se tiene miedo a la verdad, cuando se rompe ese muro, se abre la puerta a la esperanza, se salvan muchas vidas, se curan muchas heridas y la sociedad avanza. ¿Hace falta renovar las estrategias comunicativas de siempre? Como somos tan distintos, a unos les llega el mensaje de una manera y a otros de otra. Por tanto, no hay una única estrategia, pero sí que se intenta renovar: por ejemplo, dar a conocer el gran sufrimiento de la mujer que ha abortado, valorar la nueva vida como un bien que hay que proteger, o exigir a los Gobiernos que la mujer tenga una información adecuada y a alguien a su lado. Y una condición indispensable en cualquier estrategia: tener mucha humildad y, a la vez, astucia y valentía. No podemos ir con altanería (sí con seguridad), ni con violencia (sí con firmeza). Tampoco con cobardía o ingenuidad. Son veteranos en España. ¿Cómo ven el boom asociativo actual? Nadie tiene la exclusiva en la divulgación de la cultura de la vida y ojalá se pudiera llegar a todos los rincones. Hay asociaciones, fundaciones y plataformas digitales fenomenales que están haciendo una labor fundamental. La pasividad y la indiferencia son uno de los peores males de una sociedad, y se está tomando conciencia de que podemos y debemos cambiar las cosas. Para algunos proyectos nos coordinamos con ellos y con asociaciones de otros países. [Provida organizó el Congreso Internacional Provida, celebrado en Madrid en 2003]. Aparte, hay grandes foros y plataformas de las que formamos parte, porque coincidimos con ellos en algún campo, como el Foro Español de la Familia, el Pacto por los Derechos y Libertades, Hay alternativas, etc. Estando unidos, los efectos se multiplican, y los ánimos se confortan.

María Martínez López

En Andalucía, la negraLas distintas asociaciones Provida están acostumbradas a trabajar con muy pocos medios. Aparte de las donaciones, sus ingresos suelen proceder de las subvenciones, si la ideología no lo impide. Victoria Blasco, de Provida Sevilla, denunciaba recientemente a Alfa y Omega cómo la Junta de Andalucía, desde el año pasado, ha retirado las subvenciones a su asociación, que cada año ayuda a 180 madres. Además, subraya la hipocresía de esta medida, pues «dan informes negativos sobre la asociación, y luego nos mandan a las mujeres. A las inmigrantes se las quitan de encima. En Andalucía, tenemos la negra ».

Ensayo: Sociopolítica del hecho religioso

Sociopolítica del hecho religioso

Ángel Beleña López

¿En qué sentido la religión es o no un asunto individual y privado? ¿Hay un conflicto entre la moral religiosa y la llamada "ética pública"? ¿Qué significa "Estado laico"? Este libro da respuesta a las cuestiones principales que plantea la dimensión social y política del hecho religioso.

Editorial Rialp

Literatura juvenil: El auténtico Grial


El autentico Grial

Julio César Romano

El auténtico Grial es la historia del enfrentamiento perpetuo entre el bien y el mal. Se le busca por muy diversos fines; ahora tendrán que defenderlo hasta con la vida.

El Santo Grial desapareció de las leyendas artúricas y nunca nadie supo más.Ahora, hacia el año 1200, aparece escondido en una pequeña aldea de la costa gallega, justo cuando los enemigos del Grial, los caballeros grises, quieren apoderarse de él. Solo Yago, Selene, el padre Anxo y Sir Cristian, caballero de la Orden del Santo Grial, pueden evitar que se adueñen de él. Nuestrosprotagonistas iniciarán así una huida que les llevará por el Camino de Santiago hacia un destino incierto donde puedan dejar el Santo Cáliz a salvo.

Precio:7,30 EurosPáginas: 160ISBN: 84-9840-114-3Colección: La Mochila de Astor. Serie NegraPublico: A partir de 12 años. Ediciones Palabra

9.4.07

El hombre mágico de la ventana

A raíz de unas ideas de un pensador actual, Spaemann, pensaba plantear un ejemplo -tal vez ilustrativo- del misterio de la vida humana: Un hombre vivía siempre asomado a una ventana abierta. Se trataba de un tipo verdaderamente mágico porque podía vivir y actuar en el mundo sin dejar su ventana. Desde ahí escuchaba canciones e historias que llegaban de su propio hogar; incluso aromas de espléndidos postres. Todas aquellas cosas le incitaban a obrar en el mundo de un modo familiar. Sus actos iban configurando su propia visión del mundo y de sí mismo. Nunca, por designio, había podido mirar de frente al interior de su casa. Hasta que llegó un día en que las persianas y la ventana se cerraron; le dieron la vuelta y su vista se encontró con el rostro inocente de su padre.

José Ignacio Moreno Iturralde

1.4.07

Por el cierre de la Clínica abortista Isadora