Dignidad humana

31.5.05

España 2005: marejada social

El matrimonio civil se ha convertido en un contrato rescindible de modo unilateral a los tres meses. Se van a igualar las parejas homosexuales a los matrimonios. ¿Se debe esto a un clamor del pueblo español? Los embriones humanos que no se implanten serán utilizados sin restricciones para investigación. ¿No supone esto tratar al embrión humano como el de a un simple animal? ¿No es cierto que todas las terapias clínicas con éxito provienen de las células madre de tejidos adultos? ¿Hay intereses económicos para los investigadores que patenten con líneas celulares embrionarias?

En educación hay algo sorprendente: La ley que ha llevado la enseñanza española al último lugar del nivel educativo europeo es reinstaurada por la nueva LOE. Hay algunas modificaciones: el Estado podrá controlar mejor la enseñanza no estatal. Es decir: se quiere que la situación educativa, bastante deteriorada, no cambie sustancialmente.

No pretendo juzgar la conciencia de nadie, ni fomentar la crispación. Si quisiera analizar los hechos y mover a la reflexión. El gobierno español está atacando de modo agresivo a la institución familiar de un modo insospechado en la historia. La vida humana embrionaria es considerada como puro material de investigación. En educación se pretende, a juzgar por la ausencia de remedios, un alumno con una capacidad intelectual y de voluntad poco ejercitada.

Dejo en el tintero otras cuestiones de vital interés como el dialogo con los terroristas. ¿A dónde nos lleva el gobierno español? ¿Pretende un planteamiento controlador de las mentes y comportamientos de los españoles? ...Son tiempos para pensar, para actuar, nunca para odiar.

José Ignacio Moreno Iturralde

30.5.05

Amor y penalty

Vaya por delante que no pretendo dármelas de gracioso ni herir sensibilidades en un tema tan delicado. Pienso que lo que va a seguir puede ser gráfico. Hace relativamente poco me parece que se empleaba más la expresión “casarse de penalti”. Sin embargo ahora, con técnicas avanzadas, se para casi todo penalti. El niño se ve por muchos como un gol del adversario. Entonces me pregunto...¿Quién es el adversario?...¿El hombre?...¿La misma mujer?...¿Ambos?...En cualquier caso considero que se está fomentando un amor contradictorio, un amor falso.

José Ignacio Moreno Iturralde

28.5.05

Vidas que sufren; miradas que humanizan

En nuestro mundo tecnológico y acelerado hay algo que nos humaniza, que nos revela nuestra propia y personal entidad: el encuentro con el inocente que sufre, con el enfermo, con la persona deprimida que reclama asistencia y esperanza. La mirada sublime del ser querido, al que se le va la vida, nos interroga en lo más profundo del corazón. Esa mirada tiene una dulce y arrebatadora fuerza, incomparablemente superior a la de los razonamientos más elegantes y concluyentes. Pienso que la eternidad es la fuente activa de la inocencia y la misericordia; pues esto es lo único digno de persistir.

Las reflexiones anteriores tienen una dimensión práctica. La justicia y la misericordia no se excluyen sino que se necesitan. De esto se deduce que el hombre justo es el que actúa solidariamente con los más desfavorecidos. Sólo desde una dignidad solidaria daremos prioridad a la inocencia real del hijo que se fragua en el seno de la mujer respecto al deseo de ser o no acogido. Únicamente desde un inhumano cinismo se puede estar sosteniendo la barbaridad de matar pequeños seres humanos sin darle la más mínima importancia. La eutanasia tiene connotaciones similares: La solución humana es el cariño, el ánimo, la compasión, la esperanza y, por supuesto, la medicina paliativa.

Hacernos dueños de la vida y de la muerte de los seres humanos más indefensos y menos autónomos física o psicológicamente es, sencillamente, dejar de ser humanos. ¿Por qué? Porque toda vida humana no tiene en si ni su origen ni su final .Todo ser humano es alguien de un valor incondicionado. ¡Cada ser humano representa a todos! Ante una vida humana la única actitud digna es la del respeto a su vida. El respeto deja a esa vida en su sitio y a las leyes en el suyo. Asumir esta exigencia puede ser costoso y duro, pero es el precio de ser personas. El siglo XX lo olvidó en múltiples ocasiones y el siglo XXI también ha comenzado a olvidarlo. Aquél precio es el único que nos hace sostener una mirada de cariño esperanzado ante los ojos de un bebé o de un anciano desahuciado; la única mirada digna del ser humano.

José Ignacio Moreno Iturralde.

26.5.05

Manifestación contra la pobreza

26 de junio en Madrid, a la calle contra la pobreza, convocados por 600 asociaciones
www.forumlibertas.com

La nueva Alianza Española contra la Pobreza es la mayor iniciativa de la sociedad civil española para luchar contra la miseria en el mundo.
"Somos la primera generación capaz de erradicar la pobreza: ¡presiona!" Así de clara se muestra la web www.pobrezacero.org . Tras ella está la CONGDE (Coordinadora de ONG de Desarrollo de España), formada por 94 ONGs españolas, muchas de ellas cristianas. Han impulsado la campaña "Pobreza Cero" mediante 14 Coordinadoras Autonómicas que engloban a más de 400 organizaciones dedicadas a la cooperación internacional. Para ampliar el marco de acción crean la Alianza Española contra la Pobreza, que añade 200 organizaciones más (sindicatos, estudiantes, entidades de iglesia) a esta campaña. Y para que se note, el 26 de junio convocan a una manifestación en las calles de Madrid.

Un enfoque mundial

Todo el entramado está englobado dentro de una campaña mundial bajo el nombre Llamada Mundial de Acción Contra la Pobreza (GCAP en inglés). El martes esta campaña organizó en Bruselas una ceremonia en la que el Comisario europeo de Cooperación y Acción Humanitaria, Louis Michel, junto a nueve Ministros/as y responsables de Cooperación de los Estados Miembros, firmaron una banda blanca en señal de compromiso contra la pobreza. En concreto, se quería recordar a los políticos europeos su compromiso de alcanzar el 0,7% para ayuda al desarrollo, una de las claves para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) firmados en el año 2000 por 189 jefes de Estado. En el acto estuvo presente la Secretaria de Estado española de Cooperación Internacional, Leire Pajín.
Actualmente, sólo cuatro países de la UE alcanzan el 0,7% (Dinamarca, Luxemburgo, Países Bajos y Suecia). Otros cinco se han marcado el objetivo de alcanzarlo en los siguientes plazos:- Bélgica (2010)- Finlandia (2010)- España (2012)- Francia (2012)- Reino Unido (2013)

En España, la campaña Pobreza Zero recuerda al Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que asumió públicamente un compromiso explícito de alcanzar el 0,7% del PIB en el año 2012. Y para que no se le olvide que muchos ciudadanos quieren una acción real contra la pobreza se convoca una manifestación para el 26 de junio.

El verano se prevé, pues, muy activo en Madrid: el 4 de junio es la manifestación contra el terrorismo convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo, el 18 es la gran manifestación por la familia convocada por el Foro Español de la Familia y el 26 esta gran convocatoria contra la pobreza para que el Estado se comprometa de verdad con los más desfavorecidos.

Bodas gay

Juan Luis Lorda, Profesor de Teología Universidad de Navarra
10 de mayo de 2005
Diario de Navarra

Se hacen bromas y se dicen cosas injustas del Presidente de Gobierno. Pero ha planteado la cuestión del matrimonio gay de una manera inteligente y eficaz. Como si se tratara de un deber moral: para resolver una discriminación injusta. De aquí se deduce la urgencia de ponerle remedio. Y también que los que se oponen o nos oponemos, somos unos desaprensivos. Este argumento, suficientemente repetido, ha llegado a la calle, ha convencido y se ha llevado el gato al agua. El único problema es que es falso.

En un sistema democrático, la igualdad de todos los ciudadanos se refiere a los derechos básicos. No se puede tolerar que se insulte a una persona, que se le impida entrar en un espacio público o que se le discrimine a la hora de cubrir un cargo por razón de sexo, de raza o cualquier otra. El Estado -y todos nosotros- tiene que luchar seriamente contra la discriminación. En todos los casos, con la misma firmeza y con un sentido del equilibro. No sea que, por chillar más, algunos acaben siendo más iguales que otros, como en la granja de Orwell.

Todos los hombres somos iguales en lo fundamental y no se pueden establecer discriminaciones en los derechos fundamentales. Pero todos los hombres somos distintos en casi todo lo demás, y las leyes, para ser justas, tienen que distinguir. Se hace una ley para los equipos de fútbol y otra para los cuerpos de bomberos; una para los corredores de comercio y otra para los vendedores ambulantes. Distinguir no es discriminar. Es hacer justicia a la realidad.

Durante muchos años, los grupos gay -que no representan a todos los que pueden sentirse homosexuales- han hecho campaña para que se reconociera su derecho a ser diferentes. Y han montado el día del orgullo gay precisamente para hacer presión. Ahora los mismos grupos gay que reivindican la diferencia, quieren reivindicar la igualdad. Tienen que aclararse. Si son diferentes desde el punto de vista sexual, necesitan una ley sexual diferente.

Hay que respetar a todos, pero también hay que pedir respeto. No se debe ceder a presiones de las minorías que quieren ser más iguales que los demás. Porque ahora quienes no tienen derecho a ser diferentes son los matrimonios de hombre y mujer. Para el Estado todo va a ser lo mismo. Y va a obligar a todos, a los ayuntamientos, a las parejas y a los educadores, a comulgar con esta rueda de molino. A un niño no se le podrá explicar en el colegio que un matrimonio de hombre y mujer es diferente que la unión de dos personas del mismo sexo. No se va a poder tratar de distinta manera ni decir que es distinto lo que obviamente es distinto. Como en el cuento de la tela invisible y el rey desnudo.

Quien crea que el matrimonio consiste en un pacto privado para convivir e intercambiar favores sexuales, quizá no aprecie las diferencias. Incluso puede sugerir que conviene ampliar la fórmula. Porque no está claro por qué tienen que ser dos y no tres o una comuna. Esto sin hablar de otros experimentos austríacos.

Pero quien sepa lo que es un matrimonio y tenga conciencia de su valor biológico, psicológico y social, sí que sentirá la diferencia. Y esta equiparación le parecerá un despropósito al que es un deber oponerse. Porque la unión conyugal de un varón y una mujer tiene un claro significado biológico, reproductivo, psicológico y social. Responde exactamente a la biología de la reproducción humana y a la estructura misma de los órganos sexuales. Es el modo como se originan naturalmente los nuevos ciudadanos. Y pone en juego fuertes resortes psicológicos naturales de paternidad y maternidad, que benefician a los hijos. Por eso mismo, el matrimonio natural no es una cuestión sexual privada entre dos, sino una institución natural del máximo interés social.

La palabra "matrimonio" viene del latín matri munus que significa literalmente el "oficio de la madre". Este oficio consiste en engendrar en su seno, dar a luz y criar a los nuevos ciudadanos. Esta es la clave del derecho matrimonial y evidentemente no tiene nada que ver con las uniones homosexuales. Desde tiempo inmemorial, el derecho matrimonial trata de garantizar que los nuevos ciudadanos nazcan en condiciones dignas y estén claras las responsabilidades para su cuidado, alimentación y educación. Encauza fuertes resortes naturales y con eso, protege el futuro de todos.

Todas las demás relaciones sexuales tienen un carácter privado y se deben regular de otra manera. La unión homosexual no tiene ni va a tener nunca el significado biológico, reproductivo, psicológico y social que tiene el matrimonio natural. Por eso, necesita un tratamiento distinto. Y, si quieren una ley, necesitan una ley distinta. Quienes defendemos el matrimonio natural y genuino, no somos unos desaprensivos ni discriminamos a nadie. Al contrario, protegemos los derechos de algo distinto, como es el pacto conyugal de varón y mujer. Quienes defienden los parques naturales, quieren preservar la naturaleza tal como es. Quienes defienden las denominaciones de origen, protegen los productos tradicionales. Hay mucha gente que trabaja para preservar las especies naturales o para difundir un modo de vida o una alimentación natural. Con mucha más razón, quienes defendemos el matrimonio natural y genuino prestamos un gran servicio a nuestra sociedad.

El gobierno ha actuado de una manera inteligente para sacar adelante su ley. Pero también ha actuado de una manera antidemocrática. Porque va directamente contra el espíritu de la democracia alterar las bases de la sociedad sin una consulta pública. No hay ley más básica ni institución más central de la vida social que el matrimonio. La clase política no tiene mandato ni autoridad para semejante alteración, aunque se lo permitan las leyes.

Los problemas del socialismo español

La cuestión es que el socialismo es poco social; y es poco social porque es poco personal. Dice inspirarse en una revolución social pero ignora que cada hombre, en si mismo, es una revolución. El socialismo confunde lo público con lo privado, la escuela con la familia, lo masculino con lo femenino, la persona con el género, la técnica con la civilización.

No parece comprender que las personas se realizan socialmente cuando tienen una sólida vida privada. Entienden que la sola persona es una ficción comparada con el Estado, cuando ocurre precisamente todo lo contrario.

El socialismo, apostando por la incontinencia sexual, tiende a desdibujar los linderos de la familia. El espíritu de la colmena pretende devorar el corazón de la familia, donde hay tesoros escondidos detrás de setos bien delimitados. La pedagogía socialista recae entonces primariamente sobre la escuela donde, en esta situación, si que se cumple la amarga frase de Chesterton, puesta en boca de un alumno: “un señor que no conozco me enseña una cosa que no quiero”. El socialismo entiende al hombre para la escuela; en vez de la escuela para el hombre; por eso son de escuela única.

El socialismo no comprende la feminidad porque pretende igualarla a la masculinidad. Tragicómicamente intentan masculinizar a la mujer. No vislumbran un género personal y, por tanto, con una sexualidad definida –como tozudamente muestra la realidad-. Pretenden una persona genérica con un sexo tan indefinido como el de una manifestación.

La técnica debería someterse a la civilización humana; pero el socialismo siente fascinación hacia el progreso técnico. Le deslumbra el progreso, pero no el hombre. consideran que no debe haber hipotecas éticas para el progreso técnico. Es algo así como hacer un arte culinario basado en las innovaciones de diseño en los cubiertos olvidándose del alimento.

El socialismo español no entiende la vida como don y tarea; por esto tiene poco que conservar. Se trata de una tarea existencialista, de continuo debate dialéctico. No hay paz, sino pacifismo. No hay alegría, sino bullicio y sensaciones.

No dudo que haya socialistas que sean muy buenas personas y que hayan servido de contrapeso a un liberalismo individualista y egoísta que ha podido caer en errores similares. Hablo de las directrices del gobierno actual, en el año 2005. Tampoco dudo de que haya miembros del gobierno que tengan buena intención; pero esto no es suficiente. Varios de los máximos representantes actuales del socialismo español han prescindido de las referencias más elementales de la naturaleza en aras a una autonomía radical y a una moral puramente subjetiva donde la ignorancia y la inmadurez triunfan de un modo inquietante y peligroso para todos los ciudadanos españoles.

José Ignacio Moreno Iturralde

La familia si importa: Manifestación 18 de junio

El Foro Español de la Familia te invita a acudir a la manifestación
"Por el derecho a un padre y una madre. Por la libertad"

SABADO 18 de JUNIO a las 18 h
De Cibeles a Sol

Para exigir la protección jurídica del matrimonio como unión entre un hombre y una mujer
Porque no aceptamos fórmulas de adopción experimentales
Por una verdadera política integral de defensa y protección a la familia
Por el respeto a la libertad de los padres a elegir la educación que desean para sus hijos
Para exigir el respeto a la vida humana.
¡Ven a Cibeles el 18 de junio a las 18 h! Esta vez nos tendrán que escuchar

NECESITAMOS TU AYUDA: C/C Foro Español de la Familia
Caja Madrid 2038 1153 23 6001036123

25.5.05

José Ramón Losana, ha sido condecorado hoy con la Cruz de Oro de la Orden Civil de la Solidaridad Social

El presidente de la Federación Española de Familias Numerosas (FEFN), José Ramón Losana, ha sido condecorado hoy con la Cruz de Oro de la Orden Civil de la Solidaridad Social, una distinción otorgada anualmente por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales a personas o entidades que hayan destacado en la acción social.

El acto de entrega de premios tuvo lugar este mediodía en el Palacio de la Zarzuela, en un acto presidido por Su Majestad, la Reina doña Sofía, y al que acudieron también el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, y la secretaria de Estado de Familias y Discapacidad, Amparo Valcarce.

José Ramón Losana no pudo recoger personalmente el galardón; en su nombre lo hizo su hija Laura, la mayor de los 12 hijos que tiene, 10 de los cuales estuvieron hoy presentes en el acto. Los hijos de Losana expresaron su "alegría" por la distinción que se le otorgó a su padre y dijeron que comparten con él los "valores por los que trabaja".

El ministro de Trabajo, que hizo un breve comentario a cada uno de los galardonados (otras siete personas e instituciones, junto a Losana), dijo refiriéndose al presidente de la Federación Española de Familias Numerosas que "con su esfuerzo ha promovido en el siglo XXI que la familia sea uno de los mayores referentes de la solidaridad".

La propuesta de Losana para recibir este galardón había sido realizada por Amparo Valcarce. El Ministerio reconoció a Losana "la destacada labor que viene desarrollando al frente de la Federación Española de Familias Numerosas, en el impulso de un trato favorable y diferenciador hacia ese colectivo".

En el año 2003, Losana abandonó su trabajo profesional de 30 años en la Banca, para poder dedicarse por entero -personal y profesionalmente- a la defensa de la familia, en particular a la de la familia numerosa.

Como presidente de la FEFN ha sido uno de los impulsores de la Fundación +Familia -que respaldada por Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales e importantes empresas españolas- desarrolla diversas acciones en favor de la familia.

También ha sido el promotor del Plan +Familia, para apoyar económica y socialmente a las familias numerosas mediante acuerdos con más de 30 grandes empresas; y el Certificado de Empresa Familiarmente Responsable, con el que se distinguirá a aquellas compañías que más respeten la vida familiar de sus empleados y tengan en cuenta a la familia a la hora de diseñar sus planes de trabajo.

El presidente del FEFN, que es también vicepresidente del Foro Español de la Familia y vocal del Foro del Espectador, considera que la familia es un asunto de Estado y trabaja por ello en la promoción de un Pacto de Estado.

En este sentido, "ha conseguido que otras organizaciones familiares, juristas, representantes sindicales y personalidades del mundo de la prensa, se sumen a su reivindicación por una unificación de las políticas familiares en España para evitar el importante agravio comparativo que se está produciendo entre las diferentes Comunidades Autónomas en materia de familia".

24.5.05

La nueva ley de enseñanza: persistir en el error

Soy un profesor de filosofía y religión. Ya sabemos que la LOGSE nos ha llevado -según un acreditado informe- a la última posición en la calidad de enseñanza en Europa. Sorprendentemente el anteproyecto de la nueva ley de enseñanza viene a hacer prácticamente una reedición de la LOGSE. Lo que queda claro –al margen de cualquier consideración política- es que a este gobierno no le importa un rábano la calidad de la enseñanza. Los padres deben saber que el hecho de que sus hijos hagan la ESO –por ley- no les prepara suficientemente para aprobar el Bachillerato. Como profesor, con veinte años de ejercicio, esto me parece una burla de mal gusto. Por otra parte, además de mutilar la filosofía y otras asignaturas humanísticas, no se reconoce la equiparabilidad de la asignatura de Religión con las demás. Los profesores de Religión somos, de hecho, la escoria, la basura marginal de la enseñanza. Pero como no montamos bronca se nos escupe a la cara:¿Han dado ustedes clase alguna vez a adolescentes de una optativa que no cuenta para nada en la nota?

José Ignacio Moreno Iturralde

22.5.05

LOS PROBLEMAS DE LA PATERNIDAD HOMOSEXUAL

(Alfa y Omega, 19.V.05)

El Colegio Americano de Pediatras ofrece el siguiente informe, en el que analiza científicamente los perjuicios de educar a los niños en ambientes homosexuales

¿Los niños criados por dos individuos del mismo sexo están tan equilibrados como los niños criados en familias con un padre y una madre? Hasta hace poco, la respuesta inequívoca a esta pregunta era No. Sin embargo, en la actualidad ocurre que políticos, legisladores, sociólogos, medios de comunicación e incluso organizaciones médicas, como asociaciones de pediatras, afirman que deberían levantarse las prohibiciones sobre la paternidad por parte de parejas homosexuales. Cualquier abogado defensor de esta causa que pretende tan profundo cambio, debería apoyarse en pruebas claras y concluyentes. Sin embargo, no sólo no es éste el caso, sino que, además, hay pruebas sonadas de que los niños expuestos a un ambiente homosexual se pueden encontrar en situaciones mayores de riesgo emocional, mental e incluso de daños físicos.

La paternidad heterosexual es el modelo sobre el que se han realizado la mayoría de los grandes estudios longitudinales respecto a la infancia. Los datos sobre las consecuencias a largo plazo para los niños que viven en hogares homosexuales son muy limitados, y las pruebas disponibles revelan graves cuestiones. Esos estudios modernos que parecen indicar resultados de neutros a favorables sobre la paternidad homosexual, tienen algunos problemas, como el hecho de que no son longitudinales, las muestras no son suficientemente representativas, la selección no es objetiva, carecen de controles adecuados y tienen problemas para contabilizar ciertas variables.

Los estudios sobre la infancia han demostrado consistentemente que es más fácil que progresen emocional, mental y físicamente los niños que viven en un hogar con dos padres heterosexuales frente a aquellos que viven con un solo padre. Por lo tanto, la carga de la prueba recae sobre aquellos que proponen la paternidad de los homosexuales, que tendrán que demostrar que ir más allá del modelo de paternidad homosexual es apropiado y seguro para los niños.
La violencia entre las parejas homosexuales es entre dos y tres veces más frecuente que entre los matrimonios heterosexuales. Las uniones homosexuales son significativamente más propensas a romperse que los matrimonios. La duración media de las relaciones homosexuales está entre sólo dos y tres años. Se dice de los homosexuales que suelen ser promiscuos, con varias parejas en serie, incluso aunque tengan alguna relación estable. Las personas que mantienen prácticas homosexuales son más propensas que los heterosexuales a padecer enfermedades mentales, a abusar de sustancias, a experimentar tendencias suicidas y a acortar sus esperanzas de vida. Aunque algunos aseguran que estas disfunciones son resultado de las presiones sociales, también se dan en culturas donde la práctica de la homosexualidad está más ampliamente aceptada. Los niños criados en hogares homosexuales son más propensos a experimentar confusión sexual, a mantener comportamientos homosexuales y a experimentar con el sexo. Los adolescentes y jóvenes que adoptan un estilo de vida homosexual tienen mayor riesgo de padecer problemas mentales, tales como depresión, ansiedad, desórdenes de conducta, dependencia de sustancias, y, especialmente, ideas de suicidio y tentativas de suicidio, como ocurre con los homosexuales adultos.
La literatura sobre la investigación respecto a los niños educados por padres homosexuales es limitada. El ambiente en el que crecen los niños es absolutamente determinante para su desarrollo. Dado el actual volumen de investigación, el Colegio Americano de Pediatras cree que es inapropiado, demasiado arriesgado y peligrosamente irresponsable para los niños el cambiar la tradicional prohibición sobre la paternidad de los homosexuales, ya sea mediante adopción, tutela o reproducción artificial. Esta posición está basada en los mejores datos científicos disponibles.

Colegio Americano de Pediatras

TVEenseña las bodas homosexuales a los más pequeños a través de «Los Lunnis»

El programa infantil emite un vídeo en el que muestra con naturalidad una boda entre dos hombres

Bajo el título «Bodas diferentes», TVE emitió el miércoles en «Los Lunnis» un reportaje en el que mostró a escolares distintas formas de casarse, una de ellas entre dos personas del mismo sexo. Las críticas ya han comenzado.

La Ley que permitirá casarse a parejas homosexuales todavía no ha sido aprobada, sin embargo desde Televisión Española ya se está haciendo «campaña» para normalizar esta situación, y ha empezado con un ejercicio de tolerancia hacia los más pequeños. Y qué mejor sitio para hacerlo que en «Los Lunnis», el espacio infantil por excelencia –a falta de otros programas de estas características–, que se emite en La 2 de TVE de 07:30 a 09:30 horas y por la tarde, de 17:30 a 19:00 horas.

¿Telediario infantil? Cada día Lucho y Lupita, dos de los muñecos con más «tirón» de esta pandilla de guiñoles de trapo presentan el «Telelunnis», una especie de telediario infantil en el que intentan acercar a los más pequeños el mundo de los adultos a través de noticias y reportajes. En su afán de «divulgación», los dos muñecos dieron paso a otro de sus compañeros que presentó un vídeo en el que se hablaba de «bodas diferentes». El reportaje, que se emitió alrededor de las 08:30 horas, mostraba imágenes de un sudanés casándose con una española, una pareja de novios catalanes haciéndolo por un ancestral ritual catalán y por último la boda de dos hombres en un ayuntamiento.

Pese a que muchos han sido los padres que han puesto el grito en el cielo tras la emisión de este vídeo, Televisión Española eludió realizar una justificación porque «es una situación que tarde o temprano van a ver porque la ley se va a aprobar», explicaron a este periódico fuentes oficiales. Las mismas fuentes comentaron que el vídeo no tenía nada malo, «ha sido absolutamente "light", nada agresivo y ni se ha incitado a la homosexualidad, ni se recreaban en ello, ni nada por el estilo, se mencionaba muy de pasada y no tiene ninguna connotación negativa».

El espacio infantil –dirigido especialmente a niños de 3 a 7 años– incluía moraleja y al final el muñeco encargado de presentar el reportaje terminaba diciendo: «No hace falta casarse para querer a alguien, pero hay muchas parejas que así lo prefieren. Habéis visto tres bodas diferentes para un mismo objetivo. ¡Qué sean felices y coman perdices!».

Educación para la vida

Creer en la vida supone cultivar la propia con esfuerzo, saber adaptarse a los ritmos de la naturaleza, desarrollar las propias capacidades: Tener metas, ilusiones, esperanzas.

La alegría de vivir se basa en saberse queridos y, por lo tanto, exigidos. La familia es el lugar privilegiado para tal convicción y actitud. En el propio hogar se expansiona la personalidad. Se trata de una comunidad de vida, de amor, de confianza, de esfuerzo, de fidelidad. La familia es el lugar donde se aprenden las virtudes morales, las principales referencias de la existencia. Es en ella donde se aprende lo que es la gratitud.

Sin gratitud la vida es compleja, enfermiza, perversamente inquieta. Apreciar la vida como un don supone dicha, alegría interior y esperanza; pese a los reveses que puedan venir. Desde la familia y la gratitud el hombre aprende a tener una vida lograda, y a labrar una biografía con libertad generosa que no es fin para si misma. En la dicha y en el dolor la persona aprende a ser feliz porque sabe descubrir el sentido de sus días; sean maravillosos, duros o sencillos.

El frontal ataque contemporáneo a la indefensa vida humana no nacida es también un ataque a la familia. El nonato se convierte en la plasmación vital de una entrega que no se quiere aceptar porque no se sabe amar. En un campo minado para la negación a la vida la familia no puede constituirse; y el hombre y la mujer se agostan. Una sociedad abortista es una sociedad tan llena de activismo –cierta huida de uno mismo- como de desesperanza. Todo un mundo de apariencias es deslumbrado por ambiciones de colores. Un mundo que se hunde lentamente en el pantano de la tristeza y de la ingratitud.

La familia ha resistido y resistirá todas las embestidas del mal porque en ella hay providencia y semilla divina. Sigamos construyéndola y defendiéndola y cuando los imperios de la ingratitud se desmoronen lo único que podrá quedar será el amor, la familia y la vida. Pero, ante tantas pérdidas, es precisa una nueva creatividad a la altura de los tiempos y una renovada pedagogía de la vida: estudios científicos interdisciplinares, gabinetes de apoyo a la familia, asignaturas escolares y universitarias, por citar algunas de las iniciativas posibles y necesarias.


José Ignacio Moreno Iturralde

La píldora antidemocrática de Gallardón

El Ayuntamiento de Madrid dispensa de modo gratuito y sin receta, a través de centros de salud, la píldora del día después. Tal ayuntamiento concede, según últimas declaraciones, la posible deferencia de informar a los padres de las chicas menores de dieciséis años. Todo un detalle para los padres que con sus impuestos pagan las píldoras antiembrionarias. Pienso que somos muchos los que consideramos que la sexualidad supone una educación y un norte para que sea verdaderamente humana. Esta medida del alcalde conlleva una incitación indirecta a la promiscuidad juvenil, un agravio a la patria potestad y a la propia juventud. Más bien parece la disposición que tomaría una república bananera o una dictadura al estilo del totalitarismo chino.

José Ignacio Moreno Iturralde

20.5.05

Paz y dignidad

La decisión del gobierno de dialogar con ETA busca sin duda la paz; pero quizás hay algunas personas que no han sido representadas en el parlamento. Me refiero a Blanco, Lluch, Múgica, Ordoñez y otros tantos cientos de personas inocentes que fueron vilmente asesinadas. Nada se gana con el odio y la crispación. Pero también pienso que una mínima ética debería impedir el diálogo con personas que no se arrepienten de sus crímenes sino que los justifican. La dignidad tiene sus hipotecas pero sin ella no se puede construir una paz duradera.

José Ignacio Moreno Iturralde

18.5.05

¿Anticonceptivos o abortivos?

Tal como indican las investigaciones científicas, muchas veces lo que se entiende por anticoncepción son en realidad abortos, pues no es que no se permita la fecundación, sino que lo que se hace es matar el cigoto (ser humano), implantado ya o no en el útero materno.

Este trabajo primero describe los procesos biológicos y después denuncia las “manipulaciones
pseudocientíficas” para engañar sobre el carácter abortivo de los "anticonceptivos"

Plan del escrito

- Sección I: Anatomía y Fisiología

- Sección II: Anticoncepción

- Sección III: Programa provincial de Salud reproductiva

- Sección IV: Fecundación

- Sección V: Dispositivo intrauterino (DIU)

- Sección VI: Conclusiones

- Sección VII : Bibliografía

- Sección VIII : Diagramas

Todo ello en

http://www.fundacion25demarzo.com.ar/informemedico.pdf

¿Qué es ser mujer?

Es de agradecer la sensibilidad social respecto a los derechos de la mujer; pero, me pregunto: ¿qué es ser mujer? No se oyen voces feministas que nos expliquen qué anida en el fondo de la feminidad... ¿Sólo antimachismo? Sería como decir que la masculinidad se reduce al machismo. Me parece intuir que el núcleo de la feminidad tiene bastante que ver con la maternidad y que el fondo de la masculinidad se relaciona en directo con la paternidad. Maternidad y paternidad entendidas no solo físicamente.
Por esto, cuando se devalúa la maternidad no se sabe bien qué es la mujer. Lo mismo ocurre con la paternidad y el hombre. Así llegamos incluso a igualar uniones homosexuales con matrimonios. Me parece que el buen amor es aquel que nos hace ser mejores personas; un amor que da fruto; un fruto de mujeres y hombres.

José Ignacio Moreno Iturralde

17.5.05

Interesante aviso sanitario

Artículo aparecido en "Caducee",revista de información profesional del sector Médico.

Hace poco murió una persona en circunstancias absurdas. Se había ido con unos amigos, un domingo, a una excursión en barco y había metido unas latas de refrescos en la nevera del barco. Al día siguiente, el lunes, tuvo que ser ingresada en el Hospital Universitario para no volver a salir hasta el miércoles, muerta. La autopsia ha revelado que se trataba de una leptospirosis fulminante, provocada por una bebida en lata que había consumido, sin vaso, en el barco.

El examen de las latas ha confirmado que estaban infectadas de orina de ratas y, por lo tanto, de leptospiras. Probablemente la persona en cuestión no había lavado la parte superior de la lata antes de beber y esta estaba contaminada de orina seca de rata, que contiene sustancias tóxicas y mortales, entre ellas la leptospiras, que provoca la leptospirosis. Las bebidas y otros alimentos en lata se almacenan en
naves que suelen estar infestadas de roedores y se transportan después hasta el punto de venta, sin haber pasado por ningún tipo de Limpieza. Cada vez que compres una lata, lava cuidadosamente la parte de arriba con agua y detergente, antes de meterla en la nevera. Según un estudio realizado por INMETRO (España), las tapas de las latas de bebidas están más contaminadas que los retretes públicos.

El estudio demuestra que la cantidad de gérmenes y bacterias que hay en las tapas de las latas es tan grande, que es indispensable lavarlas bien con agua y detergente.
Por favor, distribuye esta información a la mayor cantidad de personas posible.

Recibido de la Dirección de Recursos Humanos del Hospital Cantonal de Ginebra.

Mar Mellado
Secretaria de Física Universitat de Barcelona
Tel. 93 402 11 15

16.5.05

Nuevo libro: Yo aborté

La periodista Sara Martín, en colaboración con la Asociación de Víctimas del Aborto (AVA), ha escrito «YO ABORTÉ», un libro-testimonio sobre el trauma por el que pasan las mujeres tras realizar un aborto.

Madrid.

Casi veinte mujeres españolas se atreven a contar su traumática experiencia tras suprimir su embarazo en «YO ABORTÉ» (Vozdepapel), el primer y único libro de este tipo que se ha escrito en España. Es un grito clamoroso de denuncia de las madres que se sintieron engañadas y solas ante un embarazo que no buscaban. Todas ellas abortaron en soledad y sin apoyo, nadie les contó lo que iban a sufrir después de ese hecho doloroso. Por eso relatan sus testimonios, para que todos sepan lo que a ellas nunca les contaron: que nunca, en ningún caso, merece la pena abortar. El propósito de las personas que comparten su experiencia en el libro es «ayudar a otras». El haber abortado ha supuesto para ellas un impacto emocional que no sospechaban antes de dar ese paso, y se muestran extrañadas ante la falta de información que hay sobre las consecuencias que tiene la «interrupción voluntaria del embarazo».

Libertad muy condicionada. Aunque ninguna persona concreta la obligó, una de las mujeres que se atreven a contar su caso, Esperanza, se muestra convencida de que no actuó libremente cuando abortó, ya que no tenía información sobre las consecuencias y las alternativas al aborto. Tener un segundo hijo iba a resultar sumamente problemático para Esperanza, y no tardaron en ofrecerle la posibilidad de abortar como una opción muy razonable. Según refiere, en la clínica en la que abortó «no me explicaron nada de la intervención, de los efectos adversos, las alternativas… Era una cliente que pedía un producto y pagaba por él. No les interesaba explicar nada». «Toda madre quiere a su hijo —prosigue Esperanza—, yo quería al mío y cuando le vi en el bote de cristal, muerto, sufrí lo indecible». Gracias a su fuerte temperamento y al apoyo que le proporcionó AVA, Esperanza terminó superando el trauma que para ella supuso el aborto.

Los hombres también lo sufren. Pero no sólo ellas tienen la palabra en la experiencia post-aborto. Los hombres, los maridos, los novios y los amigos son también víctimas por su coacción o su silencio ante la interrupción del embarazo de su pareja. Fernando es uno de ellos: tiene la experiencia de cuatro abortos que han cambiado su vida para siempre. «A los que me dijeron que daba igual y que no pasaba nada, quiero decirles que sí que pasa: llevaré esos abortos en la conciencia toda mi vida». En la actualidad, hasta las organizaciones más partidarias de las prácticas abortivas, como la International Planned Parenthood Federation, empiezan a reconocer la existencia de un síndrome post-aborto que ha afectado a un 60 por ciento de las mujeres de la población estudiada.

Funcionaria reconoce que reparto de preservativos no ha frenado avance del SIDA en España

MADRID, 12 May. 05 (ACI).- La Consejera de Salud de Cataluña, Marina Geli, reconoció que las campañas para frenar el avance de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) y del SIDA a través del reparto de preservativos han fracasado, pero no ha aceptado incluir la abstinencia y fidelidad dentro de las políticas de prevención.

En un artículo publicado por ForumLibertas.com se hace referencia al Informe 2004 del Sistema Integrado de Vigilancia Epidemiológica del VIH/SIDA, presentado por Geli el 4 de mayo pasado.

En la presentación, la consejera reconoció que en Cataluña ha aumentado el número de contagios de ETS. Geli alertó que los casos de SIDA también pueden aumentar debido a que la vía de contagio es la misma.

“Hay evidencias de que desde 2000 el riesgo por contagio de estas enfermedades ha aumentado”, afirmó. Para Geli, “dado que el mecanismo de transmisión es el mismo que el del virus del SIDA”. En el futuro pueden aumentar “las infecciones por VIH”.

Según ForumLibertas, la información dada por Geli coincide con otros estudios hechos a nivel nacional, que sumados a una reciente encuesta del Instituto Nacional de Estadística, concluyen que “el aumento del uso del preservativo no reduce la enfermedad”.

Por ello, cuestiona “por qué este y otros gobiernos anteriores tienen tanto recelo a poner en práctica campañas integrales” que incluyan entre los métodos de prevención la abstinencia y fidelidad, que han permitido reducir sustancialmente el SIDA en países como Uganda y que ha obligado al Reino Unido a recomendar estas prácticas entre los jóvenes.

«Nuestras vidas no serían lo mismo si ellos no estuvieran"

En alfa y Omega:
Sonsoles tiene 21 años; su hermano está en la misma situación en que estaba Terri Schiavo.

Eutanasia: una palabra que da hasta miedo pronunciarla. Nos hemos acostumbrado a oírla y hoy más que nunca está en boca de todos.
No quiero escribir una carta cargada de sensacionalismo o fanatismo. Simplemente, pretendo plasmar la experiencia que me ha tocado vivir, aunque ni siquiera sé si servirá de algo…Tengo 21 años. Soy la séptima de 9 hermanos. Mi hermano Miguel, el segundo, hace 14 años sufrió un accidente de moto y desde entonces, se encuentra en estado vegetativo. Está en la misma situación en que estaba Terri Schiavo. La única diferencia es que mi hermano, tras mucho esfuerzo por parte de mis padres y de las enfermeras que le cuidan en casa, come por la boca.
No habla, no sabemos si es capaz de fijar la mirada, no anda..., pero vive. Sí, vive. Mi hermano es capaz de sonreír. Si le cuentas un chiste, la carcajada es tan grande que se le ilumina la cara. Si le duele algo, o está molesto, se le nota como si se estuviera quejando a gritos.
Cuando sufrió el accidente, tenía tan sólo 16 años, toda la vida por delante. Vive en casa con nosotros, y tengo que decir que nuestras vidas no serían lo mismo si él no estuviese. Aunque se encuentre en esta situación, no le deseo la muerte. Pienso que está sufriendo, pero como otras muchas personas en el mundo. Vivir es sufrir, y si él tiene que morir, tenemos que morir todos.
Miguel es el punto de unión de mi familia. Cada vez que entramos en casa, lo primero que hacemos es ir a su cuarto para darle un beso y decirle que ya hemos llegado. Todo está organizado de tal forma que nunca está solo, siempre hay alguien en casa con él, cuidándole, contándole cosas… Sus amigos del colegio, ya casados y con sus vidas hechas, vienen cada dos semanas a visitarle. Le traen a sus enanos y se los sientan en la silla de ruedas, mientras les dicen… «¡Saluda al tío Miguel!»
Ninguno de nosotros podría vivir sin él, y supongo que a la familia de Terri le pasa lo mismo, y no puedo evitar sentirme identificada con ellos. Terri, al igual que mi hermano, está viva, y privarle del alimento para que muera es un asesinato. Los bebés no pueden alimentarse por sí mismos, muchos ancianos tampoco..., ¿no merecen vivir?
¡Hasta dónde hemos tenido que llegar para querer matar y aplaudir una muerte públicamente sólo para que una persona, el marido de Terri, se beneficie de la indemnización económica que ella recibió! Creo que no estoy apelando a la moral católica o a la ética, simplemente al sentido común.
Quienes aprobáis la eutanasia, por lo menos tened la decencia de llamar a las cosas por su nombre. No digáis muerte digna cuando queréis decir «quitar un peso de encima», que las palabras tabúes están muy pasadas de moda.


Sonsoles Nocito Muñoz

14.5.05

La vida humana: entre el utilitarismo o la creación

En toda la problemática del derecho a la vida del no nacido subyace, en mi opinión, una cuestión profunda. No hablo de casos aislados –todos son importantes- sino de una tendencia que desde los años 60 del siglo pasado se ha cobrado muchos millones de vidas humanas no nacidas. Si se considera la vida desde una idea puramente evolucionista, material y utilitaria el derecho a abortar cobra pleno sentido. El derecho a vivir mi propia vida como me de la gana prevalece sobre las consecuencias de un tipo de conductas. El embrión, feto o nasciturus será una cosa del cuerpo de la mujer de la que ella puede disponer según su parecer. Esta autonomía les parece inalienable a los defensores de los derechos de la mujer, partidarios del aborto. El intrauterino es considerado como un producto puramente corporal y desechable. A esto se añaden las técnicas de fecundación in vitro por las que se producen hombres; así el hombre se convierte en objeto de producción; empieza a formar parte de una cadena de mercado donde hay mucho dinero en juego. Miles son los embriones que quedan en la cuneta y, para ser prácticos, utilicémoslos como material de investigación.

Muy distinta es una concepción de la vida basada en la creación donde el respeto a la naturaleza y especialmente a la humana cobra una sacralidad y una dignidad eminente. Un cosmos creado, una vida regalada, con todas sus limitaciones, supone una perspectiva de gratitud, de acogida incondicionada, de solidaridad alegre en la entrada a la gran aventura de nacer, de alegría. En esta visión ninguna vida humana, en el estado en que se encuentre, es irrelevante. Entramos en el universo de las personas, donde cada una –de algún modo- representa a las demás. Es la perspectiva del hogar, de la familia, del amor aceptado y fecundo. Se trata de un amor verdadero porque hace ser mejor a las personas que lo viven. Tal mundo está siendo hoy amenazado como nunca había sucedido en la historia humana. Se tilda de aburrido y sacrificado. Pero es el único mundo que merece la pena ser llamado humano, el único mundo lleno de paz porque en él la persona está en armonía consigo misma y con la creación y por eso puede ser auténticamente libre y dichosa.

José Ignacio Moreno Iturralde

12.5.05

Aconfesionalidad y amoralidad

Una cosa es que el Estado sea aconfesional y otra cosa es que el Estado sea amoral; y pienso que se es amoral cuando se va contra la naturaleza. Si quiero que se encarcele a los terroristas no es por ser católico, sino por ser hombre. Si quiero que se detenga a los ladrones no es por ser católico, sino ciudadano. Si protejo toda vida humana aún no nacida no es por ser católico, sino por humanidad. Si pienso que los embriones humanos son dignos de respeto es porque yo también fui embrión. Si considero injusto igualar el matrimonio a las uniones homosexuales es porque tengo ojos en la cara, no porque vaya a misa. Si considero la guerra preventiva un grave error no es por ser católico, sino porque me parece que no se puede hacer un mal para conseguir un bien. Si intento no hablar mal y rezar por los que considero que están haciendo mucho daño a la sociedad si que es por ser cristiano.

José Ignacio Moreno Iturralde

Graves Secuelas y Traumas Psicológicos y Psiquiátricos del Aborto "Seguro y Legal" en las Mujeres

La lucha de Norma McCorvey

Norma McCorvey (JANE ROE), la mujer sobre la que se legalizó el aborto libre en los EEUU, también confiesa hoy arrepentida y ayuda desde ONGS Pro-Vida. Intenta que se revoque el famoso fallo Judicial ROE vs WADE que permitió el aborto a petición en los EEUU:

http://www.roenomore.org

El Dr.que legalizó y practicó unos 5000 abortos confiesa hoy arrepentido

El Gobierno aprueba la nueva Ley de Reproducción Asistida, una de las más permisivas de Europa

Un bombero “despierta” tras 10 años de mínima consciencia: La eutanasia no es la solución

La súbita recuperación de Donald Herbert, en estado semivegetativo desde diciembre de 1995, vuelve a reabrir el debate de la muerte provocada a Terri Schiavo, al desconectarla de la sonda nasogástrica que la alimentaba.
Un nuevo caso de súbito “despertar” de una persona en estado de mínima consciencia ocurrido en Estados Unidos ha vuelto a reabrir el debate en torno a la eutanasia practicada a Terri Schiavo. Tras haber sufrido hace diez años un accidente en acto de servicio que le dejó primero en coma y después en una larga fase de “tenue consciencia”, el bombero Donald Herbert se recuperó inesperadamente el pasado 30 de abril en la residencia de la localidad de Orchard Park, Nueva York, donde estaba ingresado.

Herbert, de 43 años de edad, quedó sepultado bajo una lluvia de escombros cuando intentaba con sus compañeros sofocar un incendio en Búfalo el 29 de diciembre de 1995. El bombero permaneció sin oxígeno alrededor de seis minutos, lo que le dejó en un estado de coma durante dos meses y medio. Posteriormente recuperó un hilo de conciencia, pero aparentemente no reconocía a nadie, su visión quedó también afectada por el accidente y se ha pasado los días sentado en un sillón o en una silla de ruedas y con la vista fija en un televisor.

“Quiero hablar con mi esposa”

Sin embargo, el sábado día 30 recuperaba de forma espontánea la capacidad de comunicarse. “Quiero hablar con mi esposa”, dijo de repente ante el estupor de las enfermeras que le atendían y que nunca, cuando le preguntaban, le habían oído articular más que algún que otro aislado “sí”, o “no”. “¿Cuánto tiempo he estado lejos?”, preguntó a continuación el ex bombero, que creía que habían pasado tan sólo unos tres meses desde el accidente.

Su mujer, Linda, así como sus cuatro hijos y otros familiares y amigos se reunieron inmediatamente con él y permanecieron hablando durante 16 horas seguidas, hasta que volvió a entrar en un profundo sueño que se alargó unas 30 horas.

Desconcierto de los especialistas

Lo ocurrido con Donald Herbert, un caso que no se puede calificar como excepcional, dado que suele suceder de vez en cuando, tiene absolutamente desconcertados a los especialistas, que en esta ocasión están sometiendo al ex bombero a una serie de pruebas antes de poder certificar su definitiva recuperación.

En cualquier caso, parece que de nuevo ha quedado demostrado que, en algunas situaciones de pacientes en coma, en estado vegetativo, o de mínima consciencia, en las que los expertos pueden llegar a recomendar una interrupción definitiva de los procesos que los mantienen con vida, como ocurrió con Terri Schiavo, la ciencia no tiene la última palabra.


El debate sobre la eutanasia

Hay muchas situaciones similares a la que acaba de ocurrir con este bombero de Nueva York que están cuestionando decisiones que, en definitiva, conducen a la eliminación de una vida. Todas ellas tienden a reabrir entre la opinión pública el debate sobre la eutanasia, más vivo ahora que nunca no sólo en Estados Unidos sino también en Europa y, concretamente, en España, tras el estreno de la película de Amenábar Mar adentro y la irrupción en los medios de comunicación de Ramona Maneiro, la mujer que ayudó a suicidarse al tetrapléjico Ramón Sampedro.

Fuente: Forum Libertas

Proteger toda vida humana no significa querer imponer la moral cristiana en una sociedad pluralista.

Siempre que la matanza de una vida inocente se considera como un derecho, la justicia se convierte en injusticia. Cuando el derecho a la vida deja de estar protegido, se pone en entredicho el derecho mismo. Decir estas cosas no significa querer imponer la moral cristiana en una sociedad pluralista. Aquí se trata exclusivamente de humanidad, del respeto que el hombre merece por su misma condición humana, que no puede creer sin engañarse profundamente a si mismo que su liberación consiste en pisotear la creación. El ardor de la polémica en torno a estos problemas tiene su fundamento en la pregunta que aquí se plantea: ¿necesita el hombre para ser libre desencadenarse de la creación y relegarla como si fuera algo que lo esclaviza? ¿No es verdad que cuando lo hace es precisamente cuando se niega a si mismo? En estas preguntas está en juego el hombre como tal. Por eso, el cristiano no puede eximirse de participar en él. Por lo demás, en ellas se echa de ver un nuevo aspecto característico de la situación del hombre de nuestros días. ¿No entraña el cuidado esmerado –de la forma más silenciosa y segura posible- puesto en obstruir el camino a una nueva vida un profundo miedo al futuro? Este temor parece delatar dos cosas distintas. De un lado, su origen, que hay que situar en la peculiar configuración de nuestra época, en la que, como consecuencia de la desaparición del valor eminente de la vida, parece como si ya no tuviera sentido protegerla. En ella se trasluce nítidamente la desesperación de la vida propia. La desesperanza es la causa de que se quiera dispensar a los demás del oscuro camino del ser humano. Mas, de otro lado, delata también un claro temor a la existencia, a la limitación que el otro podría representar para mi. El otro, el que viene, se convierte en un peligro. El verdadero amor es un acontecimiento mortal, pues significa dar preferencia al otro y pasar a un segundo plano por él. No queremos un acontecimiento de esa naturaleza. Preferimos seguir siendo los mismos: apurar la vida tan intensa y libre de estorbos como sea posible. No percibimos –no podemos hacerlo- que con tal avidez de vida es precisamente con lo que destruimos nuestro futuro y entregamos nuestra propia vida a la muerte.

Cardenal Ratzinger

9.5.05

LOE: Educación para la ciudadanía sin Ética y con mucha menos Filosofía

El anteproyecto de la nueva ley de Enseñanza LOE instaura la asignatura de Educación para la ciudadanía en la ESO y suprime la Asignatura de Ética. La Filosofía que era común en los dos cursos de Bachillerato pasa a ser común sólo en una de las tres modalidades del Bachillerato. La Religión queda garantizada como obligatoria para el centro académico y optativa respecto al alumno, sin mencionar si va a tener una alternativa distinta a la de irse a casa. Desconozco en qué va a consistir esta Educación para la ciudadanía pero lo que esta claro es que va a ser una ciudadanía con serias lagunas educativas. Serán ciudadanos que no sepan quien es Platón, Aristóteles, Agustín de Hipona, Tomás de Aquino, Kant o Marx. Una ciudadanía sin educación suficiente para entender las ideas motoras que han forjado su civilización y las máximas éticas universales que han forjado las bases de Europa.

José Ignacio Moreno Iturralde

7.5.05

La nueva ley de reproducción asistida trata a los embriones humanos como si fueran los de un animal

La nueva ley de reproducción asistida conlleva tres cuestiones fundamentales. Será posible el diagnóstico pre-implantatorio del embrión; es decir: entre varios embriones producidos se podrá seleccionar al que genéticamente sea compatible con un hijo enfermo y ya nacido de la misma pareja. Se trata de producir un niño para salvar a otro con el fin de que los dos sobrevivan. Por otra parte en las técnicas de reproducción in vitro se podrán producir más de tres embriones y así obtener un mejor porcentaje de éxito en la demanda de las parejas estériles. Muchos embriones “sin futuro” podrán ser objeto para la investigación; eso si antes de los catorce días; fecha absolutamente arbitraria.

El problema de esta ley es una dura realidad: se quita la vida al resto de embriones que no serán elegidos para nacer. Se está tratando a los embriones humanos como si fueran embriones de un animal. Cuando se afirma que toda vida humana es sagrada los laicistas empiezan a oler a clericalismo; un humo para ellos tóxico. Es cierto que la fe cristiana ayuda mucho a defender toda vida humana, pero no es menos cierto que muchos también la consideramos sagrada porque porta la semilla viva de mujeres y hombres libres, capaces de forjar una biografía. No hace falta ser cristiano –yo lo soy- para darse cuenta que sin hipotecas éticas no se puede forjar una sociedad democrática digna. La fundamental hipoteca ética, que es fuente de vida y progreso, es no utilizar a embriones humanos como si fueran solo células –cosa que somos todos-. El confesionalismo laicista es incapaz de respetar la verdad de la biología porque su religiosidad progresista les impide ver lo que cualquier ser humano sensato es capaz de admitir: que todos hemos sido embriones, que toda vida humana merece un respeto y que, sin esto, la dignidad humana -pieza clave del Estado de Derecho- es una palabra vacía.

José Ignacio Moreno Iturralde

5.5.05

España: necesidad de una nueva cultura

Existen logros positivos de nuestra sociedad que sería injusto olvidar: seguridad social, asistencia sanitaria, mejora de las comunicaciones, y un largo etcétera…Ahora quiero referirme a factores de descomposición social que van abriéndose camino: Impunidad en la comisión de abortos, cosificación de embriones humanos, igualación del matrimonio con parejas homosexuales –lo cual supone un torpedo en la línea de flotación la familia-, alarmante aumento de ancianos en residencias, ahogamiento de la libertad religiosa con excusa del santo laicismo y, sin ánimo de ser exhaustivo, un sistema educativo en enseñanza media de poquísimo sentido común y de muy bajo rendimiento.

Se respira una amoralidad ambiental, propagada desde el actual gobierno, que respalda los sentimientos personales como exclusivo timón de la propia conducta retando incluso a las leyes evidentes de la propia naturaleza humana. En este tipo de ambiente no es extraño que la propia identidad de un país se disgregue cada día más. ¿Qué valores defendemos comúnmente los españoles? Quizás el fútbol no es suficiente para configurar una entidad estatal que ya no sabe si es nación, nación de naciones o vaya usted a saber qué.

Sin una mínima cultura común, pluralmente compartida, no puede sostenerse un proyecto nacional. Una bandera que debía ser elemental es la defensa y dignidad de toda vida humana desde la concepción hasta la muerte natural. Los que defendemos esa humana bandera, a la que desde un confesionalismo progresista tachan de conservadora –como si no hubiera nada que conservar- sabemos que en la cultura de la vida está por definición el futuro. Esto es así porque la cultura de la vida es la única que entiende la alegría ya que es la única que entiende el dolor. La familia natural, como hogar de vida, es tan conservadora como lo es el corazón respecto al riego sanguíneo o los pulmones para el noble ejercicio de respirar. Pese al aparente triunfo de unas degeneraciones aberrantes, que asesinan a bebés en el seno materno o dan píldoras abortivas a niñas de diez años sin saberlo sus padres, es en el respeto a la vida y en el amor fiel donde está el único hogar posible para vivir una vida lograda. Lo demás caerá por el peso de su propia podredumbre. El problema radica en lo que esta cínica e inmunda marea se está llevando y se puede llevar por delante. La situación es de alerta rojo y me temo que no exagero. Cada uno debe juzgar en conciencia lo que puede y lo que debe hacer para fomentar una cultura digna para mujeres y hombres verdaderamente solidarios: o ahora o nunca.

La cultura de la vida es fraterna, universal, no necesariamente cristiana aunque considero que no se puede ser tan ciego como para no darse cuenta de lo que ha supuesto la persona de Cristo en la historia universal: la glorificación del desvalido, del enfermo, del moribundo, del necesitado.

José Ignacio Moreno Iturralde

2.5.05

A Todos los amigos Provida del Mundo

Hoy 1 de mayo del 2005, a las 9 y 27 am., La Dra. Blanca Neira Canales, a partir de este momento y por siempre Presidenta In memoriam de la II Congreso Internacional Provida, ha retornado a la casa del Padre.

Su inmenso corazòn lucho durante varias horas, pero al final se abrio al llamado del Señor; ese corazòn estaba abrumado constantemente por la preocupaciòn de defender la vida con la vida y asì lo ha hecho hasta el final: el II Congreso Internacional, la Coordinadora Unidos Por la Vida, la constante defensa de la verdad contra quienes proclaman una cultura de muerte la martillaron fuertemente durante las ùltimas semanas.

Blanca deseperaba a veces por lo dificil que se hacia el camino; no me cabe duda que en este esfuerzo final decidiò ir a interceder por nuestra lucha directamente con el Padre. Y con mas razòn se que a partir de ahora, terminar su trabajo va a contar con su ayuda y presencia mas que nunca.

En medio de la pena y pesar que nos abruma, nos consuela la seguridad de su triunfo sobre la muerte y saberla gozando de la vidaplena junto al Padre.

Un Fraterno abrazo en Cristo.

Dr. Fernando Carbone Campoverde
Presidente del Comite Organizador del II Congreso Internacional Pro-Vida

CONTRA LA NATURALEZA, EL BOE

ÁLVARO DELGADO-GAL

La aprobación por el Congreso del matrimonio homosexual ha devuelto vigor y actualidad a un asunto que desconcierta a muchos y apasiona a todos. Celia Villalobos, diputada por el PP, ha roto la disciplina de partido y ha votado la ley afirmativamente. Por el lado opuesto nos encontramos también con disidencias, ahora de signo inverso. Verbigracia, la de Francisco Vázquez, alcalde socialista de La Coruña.

Un antropólogo marciano que hubiese aterrizado de pronto en nuestro planeta, inferiría de todo esto que existe un conflicto profundo, y que los parciales de uno y otro bando saben perfectamente las razones por las que se hallan enfrentados. Pero saldría chasqueado, porque no se está oyendo nada de sustancia. Permítanme que acuda primero al runrún que llega desde la izquierda.

La postura progresista está bien resumida por Zapatero. Hace unos días, el Presidente miró a los ojos a no sé quién y le espetó algo que suena más o menos como sigue: «¿Tendría usted corazón para negar a los homosexuales la igualdad de derechos?». La escena es convincente, cinematográficamente hablando. Es incluso intimidante. ¿Cómo negar, en efecto, la igualdad de derechos a un colectivo víctima durante siglos del prejuicio social? Pero, ¡cuidado! En contra de lo que se dice, no es verdad que una imagen valga por mil palabras. Las imágenes fascinan, no razonan, y con frecuencia son peor que nada. En orden a comprobar este punto, repitamos la escena. Un gobierno, el que fuere, ha propuesto una ley que permite el matrimonio entre hermanos. El presidente fija sus pupilas en las pupilas de su antagonista, y le espeta: «¿Tendría usted corazón para negar a los hermanos la igualdad de derechos?».

La respuesta es que sí, y con fundamento. Los hermanos no deben casarse por motivos múltiples, en los que no voy a entrar aquí. ¿Viola ello la igualdad de derechos? Quien se formule la cuestión en términos de igualdad de derechos, y no vaya más allá, está evidenciando que desconoce por completo de qué va el negocio. El ejercicio de un derecho en condiciones de igualdad no es un principio que quepa entender en términos abstractos. El principio sólo cobra sentido cuando se incrusta en un contexto determinado. Sucede esto, por ejemplo, con la propiedad. La igualdad de derechos en el uso de la propiedad garantiza ciertas cosas, no otras. No garantiza que un bebé huérfano y heredero pueda disponer libremente de su propiedad. O que el accionista mayoritario de una central nuclear esté autorizado a disponer de la central como de una tarta de cumpleaños, que se puede dividir o trocear sin que pase nada. El principio igualitario, desanclado de otras consideraciones, es pura declamación, cuando no pura demagogia.

Estas reflexiones deberían colocar el testigo en manos de quienes censuran el matrimonio homosexual. Los opuestos al matrimonio homosexual tendrían la oportunidad de explicar su concepción del matrimonio, y las consideraciones que en vista de esa concepción desaconsejan que puedan casarse entre sí personas del mismo sexo. Lo sorprendente, es que la facción conservadora no termina de dibujar una estrategia argumentativa eficaz. El marciano de marras constataría que los argumentos más frecuentes son, o circulares, o vacíos. Por poner un ejemplo: Francisco Vázquez ha dicho que el D.R.A.E. define el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer. De acuerdo. Pero si éste es el problema, no hay problema, puesto que nada impide que la Academia de la Lengua, en su próxima edición del diccionario, redefina el matrimonio como la unión entre dos seres humanos, sin que importe su sexo. Muerto el perro, muerta la rabia. Resultaría, al final, que todas las dificultades se han resuelto mediante un arbitrismo lingüístico.

¿Por qué los conservadores argumentan tan mal? La causa reside en el hecho de que no se atreven a enunciar lo que piensan realmente. Lo que de verdad piensan, es que el matrimonio integra la sanción social de un hecho previo y natural: la reproducción. Sin sexos distintos no hay reproducción, y en consecuencia el matrimonio homosexual es una farsa grotesca. Es la negación de la naturaleza lo que irrita al conservador, no la protección legal de uniones que toleraría gustoso mientras no sean equiparadas con las uniones heterosexuales. Pero hablar de lo que es natural choca con los lugares comunes contemporáneos, conforme a los cuales la biología es determinismo, y por lo mismo, algo sospechosamente antidemocrático.

La democracia, en otras palabras, ha declarado la guerra a la naturaleza, a la que enmienda la plana a través del BOE. La situación, en cierto modo, es absurda. Pero es la que es, y la que deja en minoría moral al conservador. De ahí las vacilaciones de éste. De ahí sus circunloquios, y su elocución oblicua y balbuciente.

Derecho a la objección de conciencia ante los "matrimonios homosexuales": Cardenal Alfonso López Trujillo

CARDENAL ALFONSO LÓPEZ TRUJILLO Presidente del Pontificio Consejo para la Familia/

«Una sola causa tienen los hombres para no obedecer: cuando se les exige algo que repugna abiertamente al derecho natural o al derecho divino. Todas las cosas en las que la ley natural o la voluntad de Dios resultan violadas no pueden ser mandadas ni ejecutadas» (Encíclica Diuturnum Illud, 29 de junio de 1881).

Leemos en Evangelium vitae: «Si, por una trágica ofuscación de la conciencia colectiva, el escepticismo llegara a poner en duda hasta los principios fundamentales de la ley moral, el mismo ordenamiento democrático se tambalearía en sus fundamentos, reduciéndose a un puro mecanismo de regulación empírica de intereses diversos y contrapuestos» (E.V., n. 70).

Ya Juan XXIII en la Pacem in terris advierte que «la ley humana es tal en cuanto está conforme con la recta razón y, por tanto, deriva de la ley eterna. En cambio, cuando una ley está en contraste con la razón, se la denomina ley inicua; sin embargo, en este caso deja de ser ley y se convierte más bien en un acto de violencia» (E.V., n. 70).

El Tribunal Constitucional de España afirmó en su sentencia del 11 de abril de 1985 que «la objeción de conciencia forma parte del contenido del derecho fundamental a la libertad ideológica y religiosa reconocido en el articulo 16.1 de la Constitución». En el articulo 3.1 se lee: «La protección del derecho de los otros al ejercicio de la propia libertad pública y a los derechos fundamentales, así como la salvaguarda de la seguridad, de la salud y de la moralidad pública, elementos constitutivos del orden público, son protegidos por la ley en el ámbito de una sociedad democrática». En el artículo 29 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos se encuentra una doctrina similar, lo mismo que en el artículo 9.2 de la Convención europea de derechos humanos.

La Convención de las Naciones Unidas sobre derechos del niño, de 1989, dio por bien sentado el principio central según el cual la adopción debe respetar el interés superior del niño, extremo ratificado por la Corte de La Haya.

¿No es el caso de escuchar, de reflexionar con expertos de probada competencia, con educadores, psicólogos, etc., sobre las consecuencias nocivas de que podrían ser víctimas los niños adoptados en el futuro por «parejas» así constituidas? Esos infantes, víctimas de semejantes ensayos, podrían más tarde recurrir contra quienes hayan de alguna manera puesto en riesgo el desarrollo armónico de su personalidad.

La Evangelium vitae reivindica la objeción de conciencia ante el aborto y la eutanasia, pero su lógica ampliación a otras leyes gravemente inicuas es legítima pues «leyes de ese tipo no sólo no crean ninguna obligación de conciencia, sino que, por el contrario, establecen una grave y precisa obligación de oponerse a ellas mediante la objeción de conciencia. Desde los orígenes de la Iglesia, la predicación apostólica inculcó a los cristianos el deber de obedecer a las autoridades públicas legítimamente constituidas» (cf. Rm 13, 1-7, 1 P 2, 13-14), pero al mismo tiempo enseñó firmemente que «hay que obedecer a Dios antes que a los hombres» (Hch 5, 29)... En el caso de una ley intrínsecamente injusta..., nunca es lícito someterse a ella, «ni participar en una campaña de opinión a favor de una ley semejante, ni darle el sufragio del propio voto» (E.V., n. 73).

Los legisladores no pueden evadir su responsabilidad con la inaceptable disculpa de distinguir entre la conciencia privada, que rechaza una ley injusta, y un comportamiento público diferente y permisivo. «Conceder el sufragio del propio voto a un texto legislativo tan nocivo para el bien común de la sociedad es un acto gravemente inmoral». Antes se había indicado que «si todos los fieles deben oponerse al reconocimiento legal de la unión homosexual, los políticos católicos están particularmente obligados, en la línea de la responsabilidad que les es propia» (Consideraciones acerca del proyecto de reconocimiento legal de la unión de personas de un mismo sexo, n. 10, Congregación para la Doctrina de la Fe, aprobadas por el Sumo Pontífice Juan Pablo II el 28 de marzo de 2003).

Ha de respetarse la objeción de conciencia que no es facultativa para los funcionarios del Estado. «El rechazo a participar en la ejecución de una injusticia no sólo es un deber moral, sino también un derecho humano fundamental. Si no fuera así, se obligaría a la persona humana a realizar una acción intrínsecamente incompatible con su dignidad y, de este modo, su misma libertad, cuyo sentido y fin auténticos residen en su orientación a la verdad y al bien, quedaría radicalmente comprometida... Quien recurre a la objeción de conciencia debe estar a salvo no sólo de sanciones penales, sino también de cualquier daño en el plano legal, disciplinar, económico y profesional» (E.V., n. 74).

Los abusos de la autoridad pueden crear situaciones difíciles: «A veces las opciones que se imponen son dolorosas y pueden exigir el sacrificio de posiciones profesionales consolidadas o la renuncia a perspectivas legítimas de avance en la carrera» (E.V., n. 74). En tal atmósfera, en situaciones que quiera Dios no tengan lugar, se ha dicho que los mártires fueron los primeros objetores de conciencia, al negarse a quemar incienso ante el emperador.

La nueva ley de enseñanza en España: La libertad en juego

La nueva ley de enseñanza supongo que nace de un deseo de superación. La antigua LOGSE tenía como eje fundamental el modelo de aprendizaje significativo; explicado por Ausubel, entre otros destacados pedagogos. Este aprendizaje más que en los talentos de los alumnos se basaba en su capacidad de ir construyendo significados valiosos a partir de los conocimientos previos ya asimilados. Por ejemplo: ante el conocimiento de un nuevo tipo de árbol que se da en una comarca el resultado significativo será más valioso para el chico que nació allí que para otro. El aprendizaje significativo valora mucho las relaciones de significado y remite evidentemente a unas primeras estructuras de significado. Para cualquier chica o chico, especialmente entre los doce y dieciocho años –veinte años como profesor me lo confirman-, hay significados que, oportunamente planteados, son irrenunciables: ¿Qué sentido tiene mi vida? ¿Puedo llegar a ser feliz? ¿Por qué la muerte? ¿Puedo llegar a una verdad plena? Las asignaturas de Filosofía, Ética y Religión son las que más propiamente abordan estas estructuras de significado a partir de las cuales se puede llegar a un aprendizaje rico en contenidos y actitudes. Relegar cualquiera de estas asignaturas a un segundo plano académico, negándola una evaluación equiparable al resto de materias u ofreciéndolas como materia sin otra alternativa supone, a mi modo de ver, varias cosas: Un notable empobrecimiento humanístico y socializador. Un olvido negligente del punto neurálgico de la antigua LOGSE: el aprendizaje significativo.

Respecto a la asignatura de Religión es de sobra conocida la exigencia de opciones libres para adoptar contenidos católicos u otros. Parece que el debate se sitúa entre los que no son partidarios de un reconocimiento estatal del catolicismo en la enseñanza y los que opinan de modo opuesto basándose en las peticiones de los padres, protagonistas inolvidables del proceso educativo. A mi parecer hay algo más en juego: el respeto a una enseñanza genuinamente humana y, por tanto, significativa en referencias, donde el Estado ayude a potenciar la educación en la libertad y el respeto desde la libertad y el respeto a todos y cada uno de los jóvenes personalmente considerados.

José Ignacio Moreno Iturralde

1.5.05

Nuevo libro: "Yo aborté"

Libro “Yo aborté": sale a la venta el 15 de mayo de 2005 en España.

Es el primero que cuenta testimonios reales de mujeres y hombres que han sufrido un aborto provocado en España.

Por la Asociación de Víctimas del Aborto, AVA, www.vozvictimas.org

Reserva ya tu ejemplar en la Editorial VOZDEPAPEL: Pedidos@vozdepapel.info
O llamando al teléfono 91 594 09 22

P.V.P. 12 euros

Petición de Asociación Víctimas del Aborto (AVA)

Una socia nos ha cedido un piso aquí, en Alcalá de Henares, con el fin
de que lo utilicemos para ayudar a "pensar" a las mujeres embarazadas
en riesgo de aborto.

Necesitamos. al menos, un joven y una joven, y un par de personas más,
mejor menores de 40 años y si es posible, psicólogos, ginecólogos,
pero no es imprescindible, para que se formen para esta hermosa tarea
de ayudar a las mujeres más necesitadas.

Los futuros asesores, sería preferible que sean de la zona del Corredor
del Henares y de Guadalajara, por proximidad, para optimizar la
disponibilidad, pero si están dispuestos a venir de Madrid ¡genial!.

Madrid Asociación Pro Vida de Alcalá de Henares alcala@provida.es
C/Infanta Catalina 3º bº A Alcalá de Henares 28807 918787660

Oración por la vida

Por los niños y niñas que han empazado a vivir pero todavía no han nacido, para que sean acogidos en el seno de la familia y de la sociedad con el cariño y respeto que merecen como personas e hijos de Dios, ROGUEMOS AL SEÑOR.

Por los recién nacidos, para que sean aceptados como un regalo de Dios y contribuyan a la unión entre los miembros de la familia, ROGUEMOS AL SEÑOR.

Por los padres y madres de todos los concebidos, para que sientan el santo orgullo de haber sido elegidos por el Creador para la inmensa tarea de amar y educar a sus hijos, ROGUEMOS AL SEÑOR.

Por la familias cristianas, para que sean levadura en el mundo de respeto a la ley de Dios y defensa de la vida, ROGUEMOS AL SEÑOR.

Por todas las familias de la tierra, para que encuentren en la Sagrada Familia el modelo en que han de mirarse, ROGUEMOS AL SEÑOR.

Documental sobre la vida humana

http://mujer.terra.es/muj/padres/embarazo/vientrematerno/

Una impresionante película que es un gran argumento provida

En el vientre materno es el primer documental que se introduce en el útero materno para mostrar el embarazo con detalle. Para conseguirlo, combina imágenes ultrasónicas en tres y cuatro dimensiones en color. Con la ayuda de un escáner se consiguen además imágenes mucho más nítidas. Hasta ahora, las imágenes de un feto se habían visto en dos dimensiones y en blanco y negro.

Las imágenes en cuatro dimensiones permiten ver con claridad cómo un feto de entre 11 y 12 semanas se golpea y mueve las piernas en una especie de acto reflejo. A las 24 semanas, el feto ya abre y cierra los ojos, saca la lengua, muestra sus primeras expresiones faciales y experimenta su primer ataque de hipo, con fuertes contracciones del diafragma.

En el último trimestre del embarazo, el escáner en cuatro dimensiones muestra la habilidad de feto para percibir los sonidos, que le llegan a través de los fluidos corporales, y sus reacciones cuando duerme y sueña. Una cámara especial ofrece un curioso punto de vista del futuro bebé al oír música y al escuchar la voz de su madre.

Minicámara en el abdomen

El reportaje En el vientre materno también aborda los embarazos complicados, como el de un feto de 26 semanas operado dentro del útero para corregirle una malformación de la cavidad del diafragma, que podría causarle graves daños en los pulmones e incluso reducir el margen de supervivencia tras el parto. NGC ha filmado toda la operación introduciendo una minicámara de alta definición en el abdomen de la madre.

Manifestación por la vida: sábado, 14 de mayo.

SÁBADO 14 DE MAYO (17 A 20 HORAS). MINISTERIO DE JUSTICIA (C/SAN BERNARDO 45, MADRID)

Manifestación contra la ampliación de la Ley del Aborto y los proyectos de ley del gobierno socialista que promueven la “Cultura de la Muerte”

http://medicosporlavida.jaure.net/pics/recursos/MERECE_LA_PENA.doc

Nota de prensa sobre objección de conciencia respecto a matrimonios homosexuales

Granada 29 de Abril de 2005

Aunque no está expresamente recogida en la Ley de Matrimonios Homosexuales que está en trámite, las declaraciones vertidas en los últimos días por parte de algunos miembros del Gobierno que vienen a negar la posibilidad de alegar la objeción de conciencia ante leyes aprobadas por el Parlamento, llegando incluso a considerar que el ejercicio de este derecho constitucional puede constituir un posible delito de prevaricación, venimos a realizar las siguientes puntualizaciones:

1º.- Sí existe cobertura legal que permite ejercer la objeción de conciencia a jueces, alcaldes, concejales y funcionarios. Por tanto, no se puede obligar a los funcionarios a celebrar estos matrimonios, ni tramitar expedientes de adopción de menores por los mismos, pues la ley y su aplicación están sujetos al respeto de los derechos fundamentales y entre ellos el de la libertad de conciencia.

2º.- La decisión del Gobierno de no recabar informe al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sobre el Anteproyecto de Ley que regula el matrimonio homosexual supone un incumplimiento de la Ley, por lo que, de no subsanarse, la tramitación de la citada norma en el Parlamento podría incurrir en causa de nulidad.

3º.- La objeción de conciencia supone el ejercicio de la libertad ideológica y religiosa reconocida como derecho fundamental en el art. 16.1 de nuestra Constitución. El desarrollo legislativo que el derecho español ha brindado a la libertad de conciencia del art. 16.1, es la Ley Orgánica de Libertad Religiosa (LO 5/1980 de 5 de Julio), que permite a cualquier español actuar libremente conforme a sus propias creencias.

Por su parte, la Constitución Europea, recientemente refrendada con el apoyo institucional de nuestro Gobierno, también establece como derecho fundamental la objeción de conciencia.

Siendo pues ejercicio de un derecho fundamental, y a falta de un desarrollo legislativo específico, la jurisprudencia constitucional ha jugado un papel determinante en la configuración jurídica de esta categoría, reconociendo la existencia de este derecho con referencia a los específicos deberes legales relativos a la prestación de un servicio de armas y a la intervención en prácticas abortivas.

Así, la Sentencia del Tribunal Constitucional de 11 de abril de 1985, se pronunció con toda contundencia a favor del derecho de objeción al señalar que "La objeción de conciencia forma parte del contenido del derecho fundamental a la libertad ideológica y religiosa, reconocida en artículo 16.1 de la Constitución y, como este Tribunal ha indicado en diversas ocasiones, la Constitución es directamente aplicable en materia de derechos fundamentales”.

"Por lo que se refiere a la objeción de conciencia existe y puede ser ejercitada con independencia de que se haya dictado o no su regulación”. “ Y, como ha indicado este Tribunal en diversas ocasiones, la Constitución es directamente aplicable, especialmente en materia de derechos fundamentales.”

Abarca pues el derecho de objeción a toda persona que, por sus funciones, deba realizar una intervención directa o indirecta, en la celebración de matrimonios de personas del mismo sexo, o en procesos de adopción de menores, siempre que choque con sus imperativos de conciencia. Así pues, dado el rango constitucional de este derecho a la objeción de conciencia, debe prevalecer sobre el rango legal –no constitucional- de la obligación de participar en los mismos.

4º.- Por tanto, teniendo en cuenta que el Consejo de Estado, Real Academia de Jurisprudencia y Legislación y el Consejo General del Poder Judicial, han planteado dudas sobre la constitucionalidad de esta Ley, así como la grave reacción popular que ha provocado, debería retirarse esta Ley o, en su defecto, y teniendo en cuenta a los posibles objetores de conciencia, admitir la cláusula de conciencia como en su día se hizo para el servicio militar o para el aborto.

5º.- En caso contrario, desde la Asociación Nacional para la Defensa a la Objeción de Conciencia, se ejercitarán cuantas acciones judiciales sean necesarias, a fin de garantizar el respeto a este derecho constitucional que se pretende ahora negar. A este fin cualquier persona que pueda considerarse objetora, podrá dirigirse a nuestra Asociación, en donde se le brindará asesoramiento gratuito a fin de obtener cobertura legal para el ejercicio de su derecho constitucional.


Fernando Anguita
Coordinador General de Andoc (Asociación nacional de Objección de conciencia

La píldora de Gallardón

ABC: 29.IV

Por M. MARTÍN FERRAND

Alberto Ruiz-Gallardón, al estilo de la madrastra de Blancanieves, se coloca todas las mañanas frente a su espejo y le pregunta: «¿hay alguien más progresista que yo en el límite de la Comunidad de Madrid?». Por lo general, el azogue que protege las vanidades del alcalde le da respuesta negativa a la pregunta y eso le tranquiliza y ensoberbece. En estos últimos tiempos, con la tremolina organizada por José Luis Rodríguez Zapatero a propósito de las uniones, que no matrimonios, homosexuales, el espejito ha debido de tener alguna duda al respecto y, naturalmente, el infatigable y elástico Gallardón se ha puesto en marcha.

A partir del próximo jueves -¿dentro de los festejos de San Isidro?- todos los centros municipales de salud podrán facilitar a las mujeres que lo demanden, si el médico lo aprueba, un remedio anticonceptivo de urgencia, la llamada «píldora del día después». Así lo anuncia el concejal de Seguridad. No de la seguridad del cigoto y el embrión, naturalmente, sino de otra seguridad menos vital.

¿Tan ineficaz es el despliegue para la educación sexual que ha promovido el Ayuntamiento madrileño? ¿Tantos son los casos de riesgo en un ambiente social en el que es más fácil adquirir un preservativo que un libro de poemas? Lo verdaderamente escandaloso es que siendo, como ya son, las menores los mayores usuarios de esa asistencia municipal, hasta hoy reservada a un solo centro, afirma Juan Madrid, responsable del Centro Joven especializado, que las muchachitas -¿niñas?- que allí acuden lo hacen «preocupadas por un posible embarazo». Y lo que es peor y más alarmante: «No es necesario avisar a los padres aunque sean menores». Basta con el criterio del médico.

Repito para que se entienda: una jovencita -¿12, 13, 14 años?- acude, tras una experiencia sexual evidentemente prematura, a un centro municipal y despacha su problema con una pastilla que, con cargo al Presupuesto, le concede Gallardón y sufragamos todos los contribuyentes capitalinos. Recuerdo, para la mejor comprensión del despropósito que son los padres, o tutores, los responsables legales y morales de esa jovencita; pero, según las medidas progresistas de un Ayuntamiento con mayoría del PP, «no es necesario avisar a los padres». ¿No lo es?

No quiero entrar en el fondo del asunto y me conformo con, desde la superficie, avisar de estos síntomas que observo de locura colectiva. Mal están todos los supuestos que determinan el caso, pero que el Ayuntamiento sirva de cómplice a las niñas frente a sus padres sería para la risa del ridículo de no ser, como es, para el llanto frente a la descomposición total de cualquier orden de valores. Gallardón, por este camino, obtendrá la satisfacción de su propio espejo; pero los demás, a poco que nos quede de clasicismo ético, podemos echarnos a temblar.

El retraso en la edad de maternidad incrementa las anomalías en el feto

Las Provincias(Valencia), 29.IV

El aumento de la edad materna provoca que cada vez se detecten más anomalías fetales, aunque las nuevas y avanzadas técnicas que se aplican actualmente permiten controles más estrictos tanto en la mujer como en el bebé.

Así lo aseguró ayer el coordinador de la Unidad de Medicina Materno Fetal del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), Vicente Serra, que participa en el I Congreso Internacional del IVI que se clausura hoy en Valencia. Según Serra, el retraso en la edad de maternidad “crea problemas porque muchas enfermedades crónicas aparecen cuanto más años se tiene”.

Durante la jornada de ayer, los especialistas trataron diferentes aspectos de la medicina materno-fetal, entre ellas, la aplicación de la ecografía tridimensional. Según Serra, esta técnica “no sólo sirve para que los padres vean la cara del feto, sino que nos permite diagnosticar anomalías que antes únicamente podíamos conocer tras el nacimiento del bebé”.

Otra de las técnicas presentadas en el congreso es la denominada embrioscópica, que permite averiguar las causas por las que un embarazo se detiene a las cinco o seis semanas de gestación.

Este método pionero en España, y que el IVI aplica desde hace cinco años, hace posible que se tomen muestras del embrión “y se pueda averiguar las anomalías que tenía para evitar otro aborto”.

Cirugía fetal: Respecto a los avances en cirugía fetal, el doctor Eduard Gratacós explicó que es un campo “muy experimental todavía”. Según el especialista del hospital Vall d’Hebrón de Barcelona, único centro que practica este tipo de operaciones, “en un futuro se podrán operar anomalías cuando el feto esté en la matriz, pero ahora se está desarrollando la técnica”.

La cirugía fetal se emplea actualmente en la gestación gemelar monocordial y en la intervención de la hernia diafragmática congénita.

Declaración del IVAF: Los niños tienen derecho a un padre y a una madre

Los niños tienen derecho a una familia y a un matrimonio normal Desde hace un tiempo los medios de opinión se esfuerzan en deslegitimar cualquier intento de oponerse por razones científicas y sociales a la ideología del homosexualismo y lo que representa; sobre todo el matrimonio y adopción por homosexuales. No son pocos los que defienden que la sociedad progresa y que tiene un compromiso con el avance social manifestado en la superación de las barreras discriminatorias contra los homosexuales. Los defensores de estas posturas han tratado de difamar a los que defendemos el derecho de los niños a la mejor familia posible y el derecho de la sociedad proponer el matrimonio como unión de un hombre y una mujer diciendo que imponemos nuestras creencias religiosas a los demás y que impedimos el reconocimiento de derechos civiles para todos.


No es verdad. Estamos a favor de que las personas homosexuales registren públicamente sus amistades íntimas como uniones de hecho en el marco de la protección de la seguridad social; pero insistimos que el reconocimiento de esas uniones como matrimonio va contra el bienestar público y de forma particular contra el equilibrio y el desarrollo afectivo de nuestros hijos. Las personas homosexuales deben de ser respetadas y protegidas como personas pero su estilo de vida no debe de ser propuesto a los niños como una inocua opción de vida. Antes de formar tu propia opinión al respecto, considera, por favor, estas reflexiones.

1.-Los homosexuales, como todos, pueden casarse y no es discriminatorio que muchos prefieran no hacerlo. Los homosexuales pueden casarse con los mismos derechos y obligaciones que los heterosexuales. Es decir, sólo con otra persona y sólo del sexo opuesto y que tenga cierta edad y dé su consentimiento. Que un homosexual se queje de discriminación porque no le dejan casarse con alguien del mismo sexo es como si un polígamo se queja de discriminación porque no le dejan casarse con varias mujeres, o un promiscuo con varios y varias a la vez. No hay discriminación: la ley es igual para todos y la sociedad tiene un modelo de matrimonio que ha demostrado su eficacia durante siglos.

2.-Casar homosexuales es un experimento social inédito. Casar personas del mismo sexo es un experimento social que nunca antes se ha intentado. Ninguna civilización ha implantado el matrimonio homosexual. Incluso sociedades que permitían la homosexualidad y hasta la fomentaban en ciertas edades y clases sociales, como los griegos antiguos, entendían claramente el matrimonio como la unión estable entre un hombre y una mujer abiertos a tener hijos. Una cosa eran las prácticas sexuales de los ciudadanos y otra muy distinta la familia y la generación y educación de hijos. La homosexualidad ha adoptado muchas formas en distintas sociedades, pero nunca se le ha relacionado con el matrimonio. Experimentar con el modelo social es irresponsable y peligroso, sin embargo muchos defienden esa experimentación por razones ideológicas de rechazo a la familia y no por razones científicas y ni siquiera de demanda social (la inmensa mayoría de la población mundial está en contra).

3.- No existe el gen homosexual. El homosexual no nace, se hace. No se ha podido demostrar científicamente que la homosexualidad esté ligada a la herencia genética o que la tendencia a ser homosexual esté determinada desde el nacimiento. Sí que se ha demostrado y es defendido por un amplio y respetable sector científico que la prevalencia de la tendencia homosexual obedece a factores ambientales y está condicionada por la propia psicología y la educación. Cualquiera puede realizar actos homosexuales si quiere y cualquiera puede también dejar de realizarlos. Por eso la mayoría de los homosexuales puede dejar de serlo, como la terapia clínica ha demostrado. El homosexualismo insiste en el carácter innato de la homosexualidad para defender que se trata de un hecho natural, sin embargo la ciencia nos dice que la homosexualidad es humana no porque sea genética sino porque es influenciable por el ambiente y por las propias decisiones. Un ambiente proclive a la homosexualidad aumenta el número de homosexuales en ese ambiente, mientras que en un ambiente donde la homosexualidad se tolere pero no se proponga disminuye el número de homosexuales.

4.- Para evitar abusos contra /entre homosexuales o el desamparo legal no hace falta aprobar el matrimonio homosexual. Casi todos los beneficios de un matrimonio a nivel de herencias, transmisión de bienes, propiedades compartidas, etc., pueden regularlo dos (o más) personas con acuerdos legales ante notario, independientemente de que tengan relaciones sexuales. De hecho, las pocas parejas homosexuales realmente interesadas en estos temas ya han establecido acuerdos así. El problema aquí es muchas veces otro: la inestabilidad de estas relaciones hace que muchas de las previsiones relativas al matrimonio no sean aptas para las uniones homosexuales, por esa inestabilidad. Si un homosexual varón tiene como media relaciones con 39 personas a lo largo de su vida, ¿con cuantas se casará? ¿de cuantas se divorciará? ¿cuáles de ellas tendrán esos derechos legales, puesto que con todas, o algunas, ha estado casada? Y cuando se haya hartado de casarse, ¿no tendrán las parejas de hecho posteriores esos mismos derechos?

5.- Legalizar el matrimonio homosexual establece un agravio comparativo con las personas que viven juntas sin relaciones sexuales. Dos ancianas que viven juntas, tres hermanos en una casa, cuatro amigos que comparten piso desde hace seis años...,tienen una relación con afectividad, compromiso y convivencia igual que puedan tener dos homosexuales. Sin embargo, se ven privadas de las ventajas legales del matrimonio gay porque no practican sexo entre ellos. El matrimonio gay en realidad premia a los practicantes de cierto tipo de sexo, privilegiándoles sobre otras convivencias afectivas y estables. Es evidente la diferencia con el matrimonio común, que premia la complementariedad hombre-mujer estable y está abierta a la generación y crianza de los hijos.

6.- Legalizar el matrimonio homosexual establece un agravio comparativo con los polígamos... y con cualquier otra combinación numérica. Al contrario que el matrimonio homosexual, que nunca ha sido aceptado por ninguna civilización, la poligamia tiene una larga tradición en numerosos países y sociedades, incluso en nuestros días. Si casamos a dos hombres, ¿con qué argumentos impediremos a nuestros ciudadanos islámicos o de origen subsahariano que no se casen con dos o más mujeres? ¿Puede un emigrante pedir por reagrupación familiar que vengan sus tres esposas? Al menos, las uniones polígamas tradicionales tienen hijos y suelen ser estables, lo cual es un bien social. ¿Con qué argumento los defensores del matrimonio gay lo impedirían? En los ambientes homosexuales lo que ya se pide es la aprobación de la poligamia bisexual. Un famoso escritor lo ejemplificaba en un número de la revista homosexualista Zero: un amigo suyo está casado con una mujer, madre de sus hijos, y la quiere; pero es homosexual, y tiene una relación con un hombre. ¿Por qué esconderlo? ¿Por qué no casarse todos entre ellos? Así, los niños tendrían dos papás, que siempre es mejor que uno. Cuando el matrimonio deja de ser lo que es (un hombre y una mujer unidos en un acto de amor que puede generar nuevas vidas), entonces puede re-definirse para ser cualquier cosa.

7.-Legalizar el matrimonio gay debilita al matrimonio heterosexual, igual que la moneda falsa debilita la moneda verdadera. Muchas personas piensan que no les afecta en nada que los homosexuales se casen. Es lo mismo que pensar: "no me afecta en nada que haya gente que haga circular falsos billetes de 100 euros, yo soy honrado y no los usaría, de hecho casi nunca veo billetes de 100 euros". Sin embargo, es evidente que la circulación de moneda falsa nos afecta a todos, porque se pierde confianza en la moneda, la gente la usa con reticencias y prefiere usar otras monedas (dólares, por ejemplo) o no comerciar o no aceptar ciertos billetes y al final la economía de todos se resiente porque todo es más costoso. Lo mismo pasa cuando se hace circular un matrimonio falso como si fuese matrimonio. En los países nórdicos, donde a las uniones se les equipara al matrimonio, la mitad de los niños nacen fuera del matrimonio. Al darle a la unión homosexual la vitola de matrimonio se da el mensaje a la sociedad de que en realidad casarse no significa nada ni se contrae ninguna responsabilidad ante los hijos. Como consecuencia la gente no se casa y su compromiso es débil. Igual que la moneda falsa crea desconfianza en el sistema económico, el matrimonio falso crea desconfianza en el compromiso inter-personal y social. Una sociedad basada en la desconfianza, la desvinculación y la falta de compromiso nunca funcionará tan bien como una basada en familias estables, comprometidas de por vida por el bienestar de los cónyuges, hijos y parientes.

8.- En realidad, pocos homosexuales se casan; el objetivo del movimiento gay es destruir el matrimonio heterosexual. Lo han reconocido muchas veces los líderes homosexuales en España y en el resto del mundo. En realidad muy pocos de ellos quieren "casarse". Pero el movimiento del homosexualismo político se vuelca en la exigencia del matrimonio para cambiar la sociedad y eliminar una institución (el matrimonio monógamo y de por vida) en la que no creen. "Luchar por el matrimonio del mismo sexo y sus beneficios y entonces, una vez garantizado, redefinir la institución del matrimonio completamente, pedir el derecho de casarse no como una forma de adherirse a los códigos morales de la sociedad sino de desbancar un mito y alterar radicalmente una institución arcaica. [...] La acción más subversiva que pueden emprender los gays y lesbianas [...] es transformar por completo la noción de familia" [Michael Signorile, activista homosexual y escritor, citado en Crisis Magazine, 8 de enero de 2004] . El activismo homosexual no quiere formar "familias como las demás". Más bien, quiere llegar a que todas las familias sean como las suyas, para lo cual la clave es desmontar "conceptos arcaicos y caducos como fidelidad, monogamia, compromiso, fecundidad, paternidad/maternidad", etc.

9.- Legalizar el matrimonio homosexual significa legalizar la entrega de niños a homosexuales. Hay gente que dice "yo veo bien que los gays se casen pero no que adopten niños". Es un error pensar que se va a legalizar el matrimonio sin la adopción: si se legaliza el matrimonio incluirá siempre la adopción. Quien apoye una cosa estará apoyando, quiera o no, la otra

porque nuestro derecho permite adoptar conjuntamente a los cónyuges: una vez casados, ya son cónyuges, y podrán adoptar Aunque algunas lesbianas tienen hijos de anteriores relaciones o los han buscado (mediante inseminación artificial o con la cooperación de un hombre) la adopción se plantea para que los homosexuales que, obviamente, no tienen niños, accedan a la educación de niños que, obviamente, eran de parejas heterosexuales. La adopción de homosexuales tiene diversas desventajas para la sociedad que la permita, empezando por que la escasez de niños hace que se traigan de China, Rusia y otros países... que no van a dar niños a países donde los homosexuales adopten. Así, el deseo de una minoría ínfima va a dificultar a miles de matrimonios que quieren adoptar. Pero el punto clave es que un niño tiene derecho a un padre y una madre, derecho conculcado si se le entrega a dos hombres o a dos mujeres. Dos personas del mismo sexo no son idóneos para la cría y educación de los niños, que carecerían de referente paterno/masculino (si son dos lesbianas) o materno/femenino (si son dos homosexuales).
10.- Legalizar el matrimonio homosexual significa poner toda la maquinaria educativa y mediática del Estado al servicio del homosexualismo político. Si el matrimonio gay es legal, se enseñará en las escuelas. Los libros de texto de los niños explicarán la doctrina que las asociaciones homosexualistas hayan indicado: que la homosexualidad es normal, que es bueno tener dos papás y dos mamás, que los niños deben experimentar con su sexualidad para descubrir qué sexo les atrae más y que las personas que se oponen a la homosexualidad (como los papás de los niños cristianos) son intolerantes. Por supuesto, cada serie de televisión tendrá su pareja de homosexuales o lesbianas con niños, conviviendo felices para ejemplo y edificación de tantos matrimonios con problemas. De hecho, hay en España centros de scouts y de ocio infantil que activamente difunden ya esta ideología.

11.- Legalizar el matrimonio homosexual implicará a medio plazo multas y penas de cárcel para quien critique la actividad homosexual. En Suecia, donde hay uniones gay desde 1995 con adopción de niños desde 2002, se decretó pena de cárcel para un pastor luterano que se limitaba a predicar las palabras de San Pablo sobre la homosexualidad. Otro país donde criticar la homosexualidad ha significado multas y juicios es Canadá. El grado de respetabilidad de la relación gay (no ya de la persona, que obviamente es merecedora de respeto simplemente por ser persona) será extremo y su crítica punible. La libertad de expresión se verá recortada y probablemente también la libertad religiosa. Muchos de nuestros obispos y líderes cristianos acabarán en la cárcel.

12.- La legalización del matrimonio homosexual provocará un descenso de la calidad de vida. Los homosexuales tienen menor esperanza de vida y son más propensos a sufrir conflictos psicológicos y a manifestar tendencias suicidas. Muchos homosexuales viven la homosexualidad como sufrimiento. Las mismas publicaciones gays muestran el alto índice de incidencia de desórdenes afectivos y de patologías conductuales entre el colectivo homosexual. El sida, con ser uno de los factores más importantes, no es, desde el punto de vista de la salud, el que más incide en la disminución de la esperanza de vida gay. La homosexualidad va generalmente acompañada de adicciones no saludables y de trastornos como ansias neuróticas y, en la edad más adulta, de soledad. La propuesta generalizada de la homosexualidad como opción de vida saludable originaría un incremento de los gastos sanitarios para toda la sociedad

13.- Legalizando el matrimonio homosexual, España ensanchará su abismo con otras civilizaciones y la propia cultura occidental. Casar homosexuales y devaluar la familia no va a ayudar nada al diálogo Oriente-Occidente ni a mostrar las bondades de la democracia. Llamar "derechos humanos" al matrimonio homosexual va a servir para erosionar los verdaderos derechos humanos, para que el mundo no Occidental vea que Occidente impone una moral (o una inmoralidad, desde su punto de vista) no basada en la naturaleza común del ser humano sino en el individualismo, el materialismo y el hedonismo. Millones de musulmanes y de chinos (y la autoridad moral de Occidente) van a ser perjudicados por esta piedra en el camino de extender una auténtica democracia y derechos humanos para todos. Hay pues razones prácticas de convivencia internacional para que una sociedad responsable diga "no" al matrimonio entre homosexuales desde el respeto a estas personas.

Ninguno de nuestros argumentos ha sido de índole religiosa. Permitir el matrimonio homosexual y la adopción de niños por homosexuales es atentar contra las familias y supone un grave daño a los niños y a la sociedad entera.


IVAF. Instituto Valenciano de Fertilidad, Sexualidad y Relaciones Familiares,

www.ivaf.org/hs www.ivaf.org